miércoles, 28 de febrero de 2007

sábado, 24 de febrero de 2007

Aqui tienen algo muy importante para contribuir con la resistencia civil pacifica

Invitación para colaborar en RadioAMLO

Radio AMLO, a través de su coordinación cultural, te invita a participar en el nuevo proyecto cultural de nuestra radiodifusora.
A fin de ampliar la barra cultural y brindar al público una mejor programación, variada y atractiva, la dirección de la estación ha reestructurado su contenido y se han creado diversas coordinaciones, entre ellas destaca la dedicada al arte y la cultura. Por lo anterior y en base a que esta estación es netamente ciudadana y quienes colaboramos en ella lo hacemos de forma voluntaria, hacemos extensiva esta invitación para todos aquellos interesados en crear programas de radio en torno a la cultura y sus diferentes expresiones.
Los lineamientos son los siguientes:

Se deberá abordar temas específicos de las siguientes áreas:

Antropología
Historia
Sociología
Literatura
Artes Plásticas
Cine
Teatro
Danza
Música

Ejemplo:

Temática:
Literatura. Poesía mexicana, narrativa contemporánea, literatura infantil, etc.
Música: Rock, jazz, folclórica, trova, etc.

El programa deberá tener una duración mínima de una hora a la semana
Las propuestas pueden ser individuales o grupales
Evitar en el contenido del programa el análisis político o económico, en medida de lo posible
Respetar el compromiso adquirido con la radiodifusora
Cumplir con el horario acordado

Los interesados deberán contar con el siguiente material:
Equipo de cómputo
Acceso a internet
Micrófono
Programa de cómputo para transmisión (broadcaster*)
*en caso de NO contar con el broadcaster, este podrá ser proporcionado por la estación

Procedimientos:
Enviar correo electrónico manifestando el interés de participar antes del 25 de febrero
Mandar proyecto de programa comunicando los horarios de tu preferencia (enviar varias opciones de horario) a más tardar el 11 de marzo

La confirmación por parte de Radio AMLO será dada a conocer el domingo 18 de marzo
Las transmisiones iniciarán a partir del 21 de marzo

Mandar correos electrónicos a las direcciones: republicacultural@hotmail.com ó republicacultural@gmail.com

Al mismo tiempo te invitamos a colaborar como corresponsal durante la visita del Lic. Andres Manuel Lopez Obrador. Presidente Legitimo de Mexico por tu ciudad o municipio.
contactanos en radioamlo@gmail.com

Yo al igual que millones de Mexicanos Vote por AMLO y ganamos, solo queremos Justicia y Democracia

Lo lamentamos profundamente

::: Noticia lamentable: fallece hermano de Mario Di Costanzo :::

Es triste dar a conocer noticias como estas, tengo poco tiempo de tratar personalmente a Mario y si algo nos une es el sentido humano en esta lucha que emprendemos juntos. Me uno en su dolor y comunico a solicitud de Claudia lo siguiente:

Estimado Sam:Te pido de la manera más atenta si publicas en los diferentes blogs una lamentable noticia.El día de hoy falleció el Señor Víctor Manuel Di Costanzo Armenta, hermano del Secretario de la Hacienda Pública del Gobierno Legítimo, Lic. Mario Di Costanzo Armenta. Su cuerpo será velado en la agencia funeraria Gayosso Félix Cuevas No. 810, sala 3, Col. Del Valle, a partir de las 19:30 horas.El grupo de ciudadanos amigos que hemos estado trabajando con él, lo acompañamos en su dolor esperando que él y todos sus seres queridos encuentren un pronto consuelo.Claudia Reyes Landeros.Esperamos poder acompañar a Mario en este momento, gracias por su atención estimados lectores.Comentarios: revolucionesmx@gmail.com

Yo al igual que millones de Mexicanos Vote por AMLO y ganamos, solo queremos JUsticia y Democracia

jueves, 22 de febrero de 2007

Alianza México-EUA-Canadá podría afectar soberanía

México, DF. martes 20 de febrero de 2007

Hace dos años se anunció la Alianza para la Seguridad y la Prosperidad de América del Norte (ASPAN), pero sus acciones generan más preguntas que respuestas. Las decisiones las toman funcionarios de los tres países, sin consultar a legisladores, ciudadanos, o a las leyes.Menos problemas de inseguridad y desarrollo económico para los socios del Tratado de Libre Comercio fueron, como se explicó en su momento, los objetivos de la Alianza para la Seguridad y la Prosperidad de América del Norte.Pero a casi dos años de ser anunciada en Waco, Texas, por los entonces mandatarios de México, Estados Unidos y Canadá, las acciones de esta alianza generan más preguntas que respuestas.Alejandro Villamar, representante de la Red de Acción Frente al Libre Comercio, explicó: "Informalmente es un acuerdo entre representantes de los poderes ejecutivos de los tres países, pero detrás de este acuerdo, en el fondo, hay una serie de acciones y de agenda que trasciende el acuerdo verbal y afecta los marcos constitucionales de los tres países".Algunos ejemplos de lo que ya se está haciendo y tal vez usted no sabía tiene que ver con esta alianza son los operativos de seguridad en aeropuertos, los nuevos pasaportes con más medidas de seguridad o los simulacros de actos de bioterrorismo, que recuerdan los simulacros de bombardeos aéreos en la Ciudad de México durante la Segunda Guerra Mundial, en un país que no tiene enemigos.Al respecto, Alejandro Villamar precisó que "si tuvieran razón aquéllos que promueven y quieren crear una Unión Norteamericana, que incluso lleve a adoptar una moneda común, que ya incluso le pusieron el nombre de Amero, esto es facultad de los ciudadanos que elegimos nosotros a los políticos; mientras no sea así, los funcionarios no tienen facultades y no están mandatados para destruir las instituciones democráticas del país".Por su parte, el Secretario de la Hacienda Pública del Gobierno Legítimo de México, Mario Di Costanzo consideró que "ceder nuestra autonomía financiera y más allá, nuestra soberanía en materia de política monetaria pues sería prácticamente desastroso. Tendría que existir una autoridad supranacional, un Banco Central supranacional, es decir, el Banco de México no dejaría de existir, pero pasaría a segundo término".Y la alianza va más allá, según documentos de los grupos de trabajo de esta alianza se proponen cosas como la creación de un Parlamento trinacional o la interconexión de la red de distribución eléctrica, entre otras acciones.Mario Di Costanzo añadió que "hemos visto muchísimos intentos de los norteamericanos por tener injerencia directa en nuestro sector energético, esto lo han hecho a través de algunos convenios o, yo te diría, instalaciones de interconexión que ya se tienen en algunas plantas de generación en la frontera norte, porque ellos quedaron muy preocupados a raíz de los apagones que tuvieron, creo que en 2003, en toda la parte norte de los Estados Unidos".El diseño de esta alianza permite que las decisiones se tomen entre funcionarios e instituciones de los tres países, sin que tengan que consultar a los congresos, a los ciudadanos, o modificar leyes.Y si usted pregunta directamente a los gobiernos cuáles son las medidas concretas acordadas para el futuro en esta alianza, esta es la respuesta: "Viene en muchas formas, obviamente, los temas de seguridad nos inquietan y nos preocupan a ambos países, hay aspectos específicos, yo no quiero entrar en detalle en este momento", comentó el canciller canadiense, Peter Mackay.

La deuda pública

Orlando Delgado Selley

El gobierno foxista difundió como uno de sus logros importantes la reducción de la deuda pública externa. Ello ocurrió gracias a una favorable coyuntura externa, en la que los ingresos de divisas crecieron por encima de lo esperado. El fenómeno no fue privativo de México. En América Latina hubo una importante disminución de la deuda pública externa, lo que fue posible por el comportamiento específico del comercio exterior, que permitió la presencia de un cierto superávit. De modo que ha sido un fenómeno presente en toda la región. Sin embargo, la manera particular en que se logró esa reducción ha diferido significativamente.En nuestro caso la mecánica fue la siguiente: del portafolio general de la deuda pública externa se eligieron los créditos cuyo perfil fuera de menor plazo y en el que los intereses comprometidos resultasen los más elevados. Usando las abundantes reservas internacionales depositadas en el Banco de México, se avisó a los acreedores de la decisión de prepagar. El resultado fue que el endeudamiento público externo se redujo. Su significación como porcentaje del PIB llegó en 2006 a 4.4, cuando apenas seis años antes había sido de 8.4. Parecía que, en consecuencia, la deuda pública total se iba a reducir, lo que liberaría importantes recursos presupuestales que podrían tener un uso alternativo.Sin embargo, esto no sólo no ocurrió, sino que en el sexenio foxista la deuda pública aumentó. Este extraño resultado no se dio en otros países de América Latina, en los que igualmente se consiguió prepagar deuda externa, particularmente la contratada con el FMI. En Argentina y Brasil los prepagos fueron de 116 mil millones de dólares. En esos países hubo una disminución absoluta de la deuda pública, derivada de que se pagaron importantes saldos de su endeudamiento externo, lo que no se acompañó de más deuda interna. La explicación está dada por la concepción económica con la que se conduce la política económica, es decir, por la manera como se entiende el funcionamiento de los mecanismos que generan inflación.Los tecnócratas mexicanos han sostenido que para que la reducción de la deuda externa pueda liberar recursos es indispensable que se genere superávit en las finanzas públicas. Como éste no ha sido el caso, se ha esterilizado esa reducción contratando nueva deuda interna en consonancia con la disminución. Lo que se consigue, en consecuencia, es solamente modificar la moneda en la que se denomina la deuda: menos externa y más interna. Sin embargo, esto que podría parecer ilógico pero inocuo, no lo es, ya que resulta que el costo de esos endeudamientos difiere. Se trata, ni más ni menos, de un asunto de costos.El cambio de moneda de dólares a pesos encarece la deuda si los intereses a los que se contrata en pesos son mayores a los que estaba contratada en dólares o en cualquier otra divisa, aceptando que no hubiera movimientos cambiarios, que es el caso actual. Eso es justamente lo que ha ocurrido. Implica que el monto de recursos presupuestales dedicados a servir la deuda, es decir, a pagar intereses, comisiones y capital, aumente. Consecuentemente, ocurre exactamente lo contrario a lo que se espera con cualquier pago adelantado de deuda: en lugar de liberar recursos, exige más. Ello hace al cambio de deuda externa por interna una mala decisión.El asunto tiene, además, otra arista. Cuando los intereses y comisiones pagados derivan de endeudamiento externo, los ingresos son para los organismos financieros internacionales o bien para los banqueros internacionales. Cuando es deuda interna los tenedores son los diferentes intermediarios financieros asentados en México: bancos, casas de bolsa, aseguradoras, afianzadoras, arrendadoras. Los que ganan son los dueños de esas empresas, de las que sus filiales mexicanas resultan las más rentables del mundo y, por ello, están satisfechas con la manera como los gobiernos ortodoxos les benefician.Es explicable que, en consecuencia, los banqueros hayan apoyado implícita y, en ciertos casos, explícitamente al candidato que garantizaba que sus ingresos no disminuyesen durante los seis años de una nueva administración. Es un asunto de elemental interés financiero. No importa si el asunto perjudica a la nación. Les beneficia a ellos y eso lo agradecen. Así que el aumento de la deuda pública tiene razones técnicas, pero también políticas. Esas importan probablemente más. Por eso la deuda neta del sector público aumentó de 2.32 billones a 3.36 billones de pesos, aunque la externa haya disminuido.

En 76 días de gobierno la deuda interna creció $134.2 mil millones

Constituye el mayor pasivo del sector públicoLos bancos son los mayores compradores de bonos de esa naturaleza y mantienen una inversión de $345 mil millones, según la CNBVROBERTO GONZALEZ AMADORA un ritmo de mil 766.9 millones de pesos diarios, en los primeros 76 días de la nueva administración federal el saldo de la deuda interna del gobierno federal creció en 134 mil 286 millones de pesos, para alcanzar una cifra sin precedente de un billón 769 mil 425 millones de pesos. Es una cantidad que equivale a 3.09 veces el monto del endeudamiento público con el exterior, que es de 39 mil 806 millones de dólares, unos 432 mil 293 millones de pesos. La cifra sobre la deuda interna está actualizada al 16 de febrero, último dato disponible.Información del Banco de México, citada en un reporte divulgado esta semana por Acciones y Valores Banamex, la filial bursátil del consorcio estadunidense Citigroup, indicó que el endeudamiento interno se consolida como el mayor pasivo del sector público, en una línea que se mantiene desde la administración del ex presidente Ernesto Zedillo, cuando se puso en práctica la política de sustituir endeudamiento externo por interno.Desde entonces, el endeudamiento interno no ha dejado de crecer. De hecho, esta orientación de la política de deuda pública ha logrado reducir la exposición de las finanzas públicas al ciclo de los flujos internacionales de capital, aunque también ha generado una gran rentabilidad a las instituciones bancarias que operan en México, que son de las mayores compradoras de los bonos de deuda pública interna.De acuerdo con información de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), con datos a septiembre pasado, que es la última actualización realizada por el organismo, el conjunto de la banca comercial que opera en México mantenía inversiones en valores por 345 mil millones de pesos, de los cuales 65 por ciento correspondieron a títulos emitidos por el gobierno federal, y 35 por ciento a entidades privadas.En 2006, según datos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, el gobierno federal pagó intereses derivados del costo del endeudamiento interno por 130 mil 466.4 millones de pesos.Los datos del banco central citados en el reporte de Banamex indican que entre el último día hábil de noviembre pasado y el 16 de febrero de 2007, el monto en circulación de instrumentos de la deuda interna creció de un billón 635 mil 139 millones de pesos a un billón 769 mil 425 millones de pesos. Esta variación representó un incremento de 8.21 por ciento.Sin embargo, de diciembre de 2005 al cierre de 2006, este endeudamiento pasó de un billón 186 mil 145 millones de pesos a un billón 702 mil 665 millones, variación que significó un repunte en el periodo de 43.5 por ciento.El principal renglón de emisión de deuda interna pública está en los llamados Bonos M, con 792 mil 894 millones de pesos, que representan 44.8 por ciento del total; luego están los Certificados de la Tesorería de la Federación (Cetes), con 375 mil 394 millones de pesos, que equivalen a 21.21 por ciento del total.En tercer lugar se cuentan los Bonos de Desarrollo serie D, con una circulación de 234 mil 595 millones de pesos, cantidad que equivale a 13.25 por ciento del total en circulación de bonos de deuda gubernamental. El cuarto puesto es ocupado por los Bonos de Desarrollo, con 200 mil 304 millones de pesos, 11.35 por ciento del total. Por último están los Udibonos -un instrumento con valor indexado a la inflación- con 166 mil 238 millones de pesos, 9.39 por ciento del total.

El Espurio y Pelele va ha caer

Yo al igual que millones de Mexicanos Vote por AMLO y ganamos, solo queremos JUsticia y Democracia