viernes, 21 de marzo de 2008

El Evangelio según San Trimax

Estos son unos fragmentos del evangelio apócrifo encontrado en los rollos del Bar "El Muerto", mismos que descubriera un joven vendedor de tacos al pastor por aquellos rumbos y que narra la trágica vida de Jesús y su grupo, llamados "los Chuchos" en honor de su líder y quien fuera denostado, traicionado, crucificado tres veces y posteriormente resucitado por obra y gracia de la política.


Capitulo 2

Adoración de los vagos

  1. Jesús nació a la vida pública en Iztapalapa cuando gobernaba Reyes Heroles.
  2. Por aquellos días llegaron unos vagos del sector oriente de la ciudad preguntando
  3. ¿es aquí donde vive Jesús apodado "el Chucho"? Nos han dicho que ha formado un grupo y que ofrece becas a quien lo apoye
  4. al enterarse de ello Reyes Heroles tuvo miedo y mando sobornar a todo aquel que se llamara Chucho
  5. y los vagos fueron a avisarle y Jesús en recompensa los nombro líderes sociales.

Capitulo 3

El Misterio del Bautista

  1. En aquellos días apareció predicando Héctor Bautista en el Desierto de los Leones
  2. y diciendo "júntense, porque el reino de la izquierda está cerca".
  3. Estaba Héctor vestido con trajes de pelo de camello. Su comida era langosta en el restaurant Jordan de Tlalnepantla.
  4. Entonces iban del Distrito al Jordán a informarse y a anotarse.
  5. Y confesaban sus pecados y el los anotaba.
  6. Entonces vino Jesús de Iztapalapa al Jordán a anotarse
  7. Más Héctor se le oponía, diciendo: Yo necesito ser anotado por ti, ¿y tú vienes a mí?
  8. Pero Jesús le respondió: Deja ahora, porque así conviene que cumplamos con el rito. Entonces le dejó.

Capitulo 4

La tentación de Jesús

  1. Entonces Jesús fue llevado por Camacho a los Pinos, para ser tentado por Salinas.
  2. Y después de haber desayunado cuarenta días y cenado cuarenta noches, tuvo hambre.
  3. El tentador se acercó, y le dijo: Si eres político, di que estos acarreados se afilien al PAN.
  4. Pero él respondió y dijo: Escrito está: No sólo del PAN vivirá la oposición, sino de toda agrupación que se registre para ello.
  5. Entonces Salinas le llevó a la ciudad, y le puso de pie sobre la tribuna de la cámara de diputados,
  6. y le dijo: Si eres opositor, toma la tribuna; porque escrito está: A sus diputados mandará acerca de ti, y, con sus mantas te sostendrán, de modo que no tropieces con la escalera.
  7. Jesús le dijo: Además está escrito: No sabotearas a la plenaria.
  8. Otra vez Salinas le llevó a un monte muy alto (la Colina del Perro), y le mostró todos los fraccionamientos del rumbo y su gloria,
  9. y le dijo: Todo esto te daré, si en las comisiones votas en conjunto.
  10. Entonces Jesús le dijo: Vete, Salinas, porque escrito está: Con el PRI ni a la esquina iras.
  11. Entonces Salinas le dejó; y he aquí sus seguidores vinieron y le servían.
  12. Andando Jesús junto al Borde del Xochiaca, vio a dos hermanos, Nahúm, llamado René Arce, y Víctor Cirigo su hermano, que armaban redes para repartir terrenos; porque eran invasores.
  13. Y les dijo: Venid en pos de mí, y os haré negociadores.
  14. Ellos entonces, acarreando al instante a sus redes, le siguieron.
  15. Pasando de allí vio a otros invasores: Carlos Navarrete y Jesús Zambrano, llamado también Chucho, así como a Graco y otros más, y los llamó
  16. Y ellos acarrearon también a sus redes.

Capitulo 5

El sermón del monte

  1. Cuando vio la multitud, subió al monte; y sentándose, se le acercaron sus discípulos.
  2. Y abriendo su boca les enseñaba, diciendo:
  3. *El PRD no busca el poder por el poder mismo, sino que lo concibe como medio para transformar democráticamente la sociedad, la economía y el Estado.
  4. El PRD aspira a ser el cauce de millones de ciudadanas y ciudadanos para organizarse políticamente en torno a sus postulados básicos.
  5. Rechaza la imposición, la corrupción, el fraude electoral, el corporativismo, el clientelismo y la manipulación de los intereses y sentimientos populares pues ello sólo conduce a profundizar el autoritarismo y la injusticia. La participación política debe entenderse como una tarea de servicio público y representación de los diversos intereses y aspiraciones de la sociedad, con una orientación última, la supresión de las grandes desigualdades que condenan hoy una parte importante de la población a la exclusión de las condiciones verdaderas de desarrollo y de una vida digna y justa.
  6. La política es el mejor instrumento para transformar la sociedad, dirimir conflictos, establecer consensos y acuerdos; y competir por la representación de la ciudadanía en la conducción del gobierno y en el ejercicio del poder.
  7. Las políticas del PRD se norman en la ética, los principios democráticos, la crítica y autocrítica constructivas; y la acción libre, honesta y responsable de sus dirigentes y militantes. El PRD pretende que sus propuestas se identifiquen con la mayoría de la sociedad. Aspira a representar a los trabajadores y trabajadoras del campo y la ciudad, a la intelectualidad democrática, emprendedores comprometidos con la democracia, a los jóvenes del país, a las naciones y comunidades indígenas, a las personas de la tercera edad, a los gays, lesbianas, bisexuales, transexuales y transgéneros, los sectores excluidos, y en general a todos aquellos, hombres y mujeres, que se identifican con la construcción de una sociedad justa, equitativa, democrática, sustentable e incluyente.
  8. El PRD se asume como un partido de izquierda. Reafirma sus convicciones, ideología y proyectos de gobierno y legislativos, a partir de su compromiso con las grandes mayorías, para transformar la sociedad, la economía y el Estado a través de la equidad con una redistribución más justa de la riqueza, el acceso a condiciones efectivas de desarrollo, justicia y seguridad para todas las personas y la plena democracia política.

*Principios Básicos del PRD

Capitulo 8

Jesús salva a un priista y calma la tempestad

  1. Cuando Jesús descendió del monte, le seguía mucha gente.
  2. Enseguida se le acercó un priista, quien postrándose ante él, le dijo: ¡Señor, si quieres, puedes limpiarme!
  3. Jesús afiliándolo al partido, le tocó, diciendo: Quiero. ¡Sé limpio! Y al instante su priismo desapareció.
  4. Entonces Jesús le dijo: Mira, no lo digas a nadie; sino ve, muéstrate a La Jornada y a Proceso, y ofrece la inserción pagada, para testimonio a ellos.
  5. Cuando Jesús entró en Coyoacán, vino a él el subdelegado, y rogándole,
  6. le decía: Señor, mi chofer está postrado en casa, inhabilitado por falsificar documentos, y sufre terribles dolores.
  7. Y Jesús le dijo: Yo iré y le sanaré.
  8. Respondiendo el subdelegado dijo: Señor, no soy digno de que entres en mi oficina; solamente di la palabra, y mí chofer será rehabilitado.
  9. Porque también yo soy hombre bajo autoridad, y tengo burócratas bajo mi mando; y digo a éste: Ve, y él va; y al otro: Ven, y viene; y si digo a mi secretaria: Haz esto, ella lo hace.
  10. Cuando Jesús oyó esto, se maravilló, y dijo a los que le seguían: Les aseguro, que ni aun en la Segob he encontrado tanta fe.
  11. Entonces Jesús dijo al subdelegado: Ve, y como creíste, te sea hecho. Y su chofer fue rehabilitado en aquella misma hora.
  12. Viéndose Jesús rodeado de mucha gente, mandó pasar al otro estado.
  13. Y vino un notario y le dijo: Maestro, te seguiré adondequiera que vayas.
  14. Jesús le dijo: Las zorras tienen ranchos, y las aves del cielo nidos; mas el Hijo de Cuauhtémoc no tiene dónde recostar su cabeza.
  15. Y entrando él en un hotel, sus discípulos le siguieron.
  16. Y he aquí que se levantó en el bar una tempestad tan grande que las botellas cubrían la barra; pero él dormía.
  17. Y vinieron sus discípulos y le despertaron, diciendo: ¡Señor, sálvanos, que no traemos para pagar la cuenta!
  18. El les dijo: ¿Por qué teméis, hombres de poca fe? Entonces, levantándose, reprendió a los meseros y al gerente; y se hizo grande bonanza.
  19. Y los hombres se maravillaron, diciendo: ¿Qué hombre es éste, que aun los meseros y el gerente le obedecen?
  20. Cuando llegó al otro estado, a la tierra de los granaderos, vinieron a su encuentro dos endemoniados que salían de los separos, feroces en gran manera, tanto que nadie podía pasar por aquel camino.
  21. Y clamaron diciendo: ¿Qué tienes con nosotros, Jesús, Hijo de Cuauhtémoc? ¿Has venido acá para atormentarnos antes de tiempo?
  22. Estaba marchando lejos de ellos un hato de muchos acarreados de otras tribus.
  23. Y los granaderos le rogaron diciendo: Si nos echas fuera, permítenos ir a antes a darle en su madre a aquellos acarreados.
  24. El les dijo: Id. Y ellos salieron, y se fueron a aquel grupo de acarreados; y he aquí, todo el grupo de acarreados se precipitó por las avenidas y dejaron solos a sus líderes.
  25. Y los que los lideraban huyeron, y viniendo a la ciudad, contaron todas las cosas, y lo que había pasado con los endemoniados.
  26. Y toda la ciudad salió al encuentro de Jesús; y cuando le vieron, le rogaron que se fuera de sus contornos.

Capitulo 10

Jesús comisiona a los doce apóstoles

  1. Entonces llamó a sus doce discípulos, y les dio autoridad sobre sus opositores, para que los echasen fuera, y para resolver cualquier trámite.
  2. Los nombres de los doce apóstoles son estos: primero Nahúm, llamado René Arce, y Víctor Cirigo su hermano; también Carlos Navarrete, Jesús Zambrano apodado el otro "Chucho", Fernando Belaunzaran, Graco Ramírez, Guadalupe Acosta, Carlos Sotelo, Trinidad Morales, Miguel Barbosa, José Antonio Magallanes y Javier González Garza, quien lo entregó.
  3. A estos doce envió Jesús, dándoles las siguientes instrucciones: No vayan por la tierra de los Pejes, ni entren en la ciudad de Amalia,
  4. sino, más bien, vayan a las ovejas perdidas de la casa de Lázaro.
  5. Y al ir caminando, proclamen, diciendo: El reino de los chuchos se ha acercado.
  6. Sanen a los enfermos dándoles vales para medicinas, limpien priistas, resuciten a los muertos políticos, echen fuera amalios y ebraristas; de gracia recibieron, den las gracias.
  7. No os proveáis de oro, ni plata, ni cobre en vuestros cintos, mejor llevad tarjetas y cheques;
  8. ni de anforitas para el camino, ni menos de dos trajes, ni de calzado, ni de mezclilla.
  9. Mas en cualquier ciudad o aldea donde entréis, informaos quién en ella sea aliado, y posad allí hasta que salgáis.

Capitulo 11

Los mensajeros de Héctor Bautista

  1. Cuando Jesús terminó de dar instrucciones a sus doce discípulos, se fue de allí a enseñar y a grillar en las ciudades de ellos.
  2. Y al oír Héctor, en la delegación del Estado de México, los hechos de Jesús, le envió dos de sus discípulos,
  3. para preguntarle: ¿Eres tú aquel que había de venir, o esperaremos a otro?
  4. Respondiendo Jesús, les dijo: Id, y haced saber a Héctor las cosas que oís y veis.
  5. Los Panchos Villas tienen créditos para viviendas, los Panteras andan en taxis, los priistas son limpiados, los muertos políticos son resucitados, y a los pobres es anunciado el trámite para sus vales de despensa;
  6. y bienaventurado es el que no halle tropiezo en mí.

Capitulo 12

La muerte y resurrección de Lázaro

  1. Estaba entonces enfermo un hombre llamado Lázaro, de Michoacán, la aldea de las Morelianas.
  2. Enviaron, pues, las morelianas para decir a Jesús: Señor, he aquí el que amas está enfermo.
  3. Oyéndolo Jesús, dijo: Esta enfermedad no es para muerte, sino para la gloria del partido, para que el Hijo de Cuauhtémoc sea glorificado por ella.
  4. Cuando oyó, pues, que estaba enfermo, se quedó dos días más en el lugar donde estaba.
  5. Luego, después de esto, dijo a los discípulos: Vamos a Morelia otra vez.
  6. Dicho esto, les dijo después: Nuestro amigo Lázaro duerme; mas voy para despertarle.
  7. Dijeron entonces sus discípulos: Señor, si duerme, sanará.
  8. Pero Jesús decía esto de la muerte política de Lázaro; y ellos pensaron que hablaba del reposar del sueño.
  9. Entonces Jesús les dijo claramente: Lázaro ha muerto políticamente;
  10. Vino, pues, Jesús, y halló que hacía ya cuatro días que Lázaro estaba en el sepulcro.
  11. Y el de Morelia dijo a Jesús: Señor, si hubieses estado aquí, mi gober no habría muerto.
  12. Jesús le dijo: Tu gober resucitará.
  13. Le dijo Jesús: Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto políticamente, vivirá.
  14. Y dijo: ¿Dónde le pusisteis? Le dijeron: Señor, ven y ve.
  15. Jesús lloró. Dijeron entonces los perredistas: Mirad cómo le amaba.
  16. Y algunos de ellos dijeron: ¿No podía éste, que purifico a los priistas, haber hecho también que Lázaro no muriera?
  17. Jesús, profundamente conmovido otra vez, vino al palacio de gobierno. Era una cueva, y tenía una piedra mediática puesta encima.
  18. Dijo Jesús: Quitad la piedra. El de Morelia, le dijo: Señor, hiede ya, porque es de cuatro días.
  19. Jesús le dijo: ¿No te he dicho que si crees, verás la gloria del Partido?
  20. Entonces quitaron la piedra pagando inserciones y chayotes.
  21. Y Jesús, alzando los ojos a lo alto, dijo: compadre, gracias te doy por haberme oído.
  22. Yo sabía que siempre me oyes; pero lo dije por causa de la multitud que está alrededor, para que crean que tú me has enviado.
  23. Y habiendo dicho esto, clamó a gran voz: ¡Lázaro, ven al congreso del partido!
  24. Y el que había muerto salió, atadas las manos con amparos, y el rostro envuelto en un sudario. Jesús les dijo: Desatadle, y dejadle ir.
  25. Entonces muchos de los perredistas que habían venido para acompañar al de Morelia, y vieron lo que hizo Jesús, creyeron en él.
  26. Pero algunos de ellos fueron a los de Izquierda Unida y les dijeron lo que Jesús había hecho.
  27. Entonces los principales dirigentes y los de Izquierda Unida reunieron el concilio, y dijeron: ¿Qué haremos? Porque este hombre hace muchas señales.
  28. Si le dejamos así, todos creerán en él; y vendrán los panistas, y destruirán nuestro lugar santo y nuestro partido.
  29. Entonces Cotais, uno de ellos, sumo sacerdote aquel año, les dijo: Vosotros no sabéis nada;
  30. ni pensáis que nos conviene que un hombre muera por el partido, y no que todo el partido perezca.
  31. Esto no lo dijo por sí mismo, sino que como era el sumo sacerdote aquel año, profetizó que Jesús había de morir por el partido;
  32. y no solamente por el partido, sino también para congregar en uno a los de otros partidos del FAP que estaban dispersos.
  33. Así que, desde aquel día acordaron matarle.


Resto del Evangelio en http://www.trimaxblog.blogspot.com/

No hay comentarios.: