domingo, 30 de marzo de 2008

¿Qué nos hace diferentes? LA COLUMNA ROTA



Por Verónica Villalvazo Fridaguerrera

Cuando era joven por allá en los años 80´s tenía una forma de vestir
que para mí era ser diferente, está comprobado que durante la
adolescencia buscamos nuestra identidad y claro el ser diferentes,
casualmente hoy me rió de mi misma; no era tan diferente, en eso tiempo
no había más o te veías como las Flans, Gloria Trevi y su pelo suelto
o como Cecilia Toussaint, no había de otra, yo prefería verme como la
Toussaint iba más con quien yo era, mmm la duda ¿entonces era
diferente? Si me veía como ella o como otra miles de chicas que
buscaban su identidad igual que yo, afortunadamente en ese momento no
tenía la conciencia suficiente para cuestionarme este punto y disfrute
sentirme diferente en mi adolescencia, inmersa igual que los chicos
"emos" de ahora a veces en la soledad de sentirme sola, o
extremadamente feliz, a veces con la moral en lo alto y otras tantas
deseando morir ¿pero no es esto por lo que todos pasamos? Entonces
¿Qué nos hace diferentes?
Lo que si me cuestiono es que en "mis tiempos" no teníamos que estar
siendo cuidados por la policía; andábamos libremente por las calles
aunque los demás, los "normales" (adultos), la mayoría nos vieran feo o
raro, no necesitábamos ser vigilados por nadie, solo por el mismo
grupo.
Las bandas "pesadas" si eran duras pero era otra cosa, el Chopo el
lugar que este año cumple 28 años era el refugio de esa juventud cada
sábado y lo sigue siendo todos recordamos que el 4 de octubre de 1980,
el Museo Universitario del Chopo albergó el Primer Tianguis de la
Música, programado para realizarse sólo por ese mes. El éxito fue tal
que se prolongó dos años su estancia dentro del recinto de la colonia
Santa María la Ribera. Al transcurrir este lapso, el tianguis salió a
las aceras del museo, a la calle de González Martínez, donde su
permanencia fue hasta agosto de 1985 cuando lo desalojó la delegación
Cuauhtémoc. En el periodo 85-88 el tianguis se asentó en un
estacionamiento de la colonia San Rafael, en el Casco de Santo Tomás,
en el estacionamiento de la Facultad de Arquitectura de Ciudad
Universitaria y en el quiosco morisco de la alameda de Santa María la
Ribera.
Así, llego el tianguis a la calle de Oyamel de la colonia Santa María
Insurgentes convertido en asociación civil. Esta es la ruta del
peregrinaje de una década del Tianguis, instalado actualmente en la
acera oriente de lo que será la biblioteca José Vasconcelos y las
instalaciones del tren suburbano. Fuente la jornada
http://www.jornada.unam.mx/2005/10/04/a11o1esp.php

Y no éramos custodiados por la policía.

¿Qué nos hace ser diferentes? ¿Quién marca lo que es diferente? ¿No al
hacerlo ya se está excluyendo a alguien de esa forma que están
marcando? ¿somos diferentes? ¿En qué? en la forma de pensar, de
expresar, de vestir, nuestro color de piel, de ojos, la estatura... la
combinación de todo, alguna particularidad...mmm ¿quien califica lo
qué es ser diferentes?

Toda esta retórica de mi adolescencia la estoy analizando porque hoy
tengo un hijo enorme de algunos años y éste pequeño (mas grande que yo
de altura) es diferente, mm, él es gótico; ahora se escribe gótiko, y
disfruta sentirse diferente a los otros, con su maravillosa forma de
pensar y de leer, con su ternura, berrinches que todo adolescente
realiza, con la eterna queja de los jóvenes y la incomprensión que de
pronto surge, con su visión del mundo que dista mucho de la que tienen
algunos de sus familiares o amigos, maestros etc. Ups, él es oscuro y
alguien me cuestionaba cuando me atreví a acompañarlo a comprar La
Biblia Satánica de Anton Szandor LaVey
y el lobo estepario de Hermann Hesse, “¿cómo permites que tu hijo lea
semejante cosa a sus doce años?” La respuesta simple: “Tiene la
capacidad y la inteligencia suficiente para hacerlo”. No es un chico
satánico, ni porque lea eso o porque escuche a Marilyn Manson, o
Creadle of Fith. Tan no lo es que piensa igual que muchos jóvenes
respecto al tema de moda los "emos”. “Ellos pueden ser todo lo
diferentes que quieran siempre y cuando nos respetemos". Ups… palabras
de un chico que lee esas cosas del demonio, la situación en D.F. se ha
calmado el jefe de gobierno, los llamo a una mesa de diálogo. Pero en
Oaxaca ¿? La cosa sigue fuerte, tal es así que el viernes 28 de marzo
del 2008 se montó un enorme operativo para cuidar a los “emos” ante la inminente
amenaza de un posible ataque. Ante las respuestas que
usted puede ver en el video que nos dan los diferentes grupos la duda
es ¿realmente son los opuestos a los emos los que se están atacando? O
¿podría ser una treta más de los gobiernos por separar ahora a los
jóvenes? La situación independientemente de esto es ¿que pasa con
nosotros los adultos?, ¿realmente aprendimos?
El día que re aprendamos los adultos a ver a los jóvenes con la
dignidad que merecen, ese día re aprenderemos a recordar nuestras
adolescencia, ese día dejaremos de satanizar a nuestra juventud, tal
vez ese día tengamos la enorme dicha de sabernos diferentes dentro de
tantos iguales. punks, darks, rockeros, reggetoneros, skaceros, emos,
gotikos, y viejos ochenteros como nosotros.


Pemex NO se vende, SE DEFIENDE hasta con los dientes.

No hay comentarios.: