jueves, 31 de julio de 2008

Los peligros del poder

Acabo de leer todo el asunto del disidente del NotiBote y fue algo que peculiarmente me regresó al pasado (Mayo de 2007) en que fui banneado del SDP por agradecerle a Víctor Hernández un link para descargar su libro. El link en cuestión era una jugada de un "Fake" para distribuir ese libro indebidamente de manera gratuita, asunto que yo no sabía y cándidamente procedí, como menciono, a agradecer. Caro pagué la novatada porque en pocas horas yo ya no era parte de la comunidad SDP.

Eso me dolió porque realmente me gustaba ser parte de ello y aunque en su momento fui bastante agresivo con mis posteos dentro de mi blog, también me puedo jactar de haber sido mas moderado dentro de ese foro. Conocí gente que me gustó conocer y de quienes extraño la amistad pero también conocí personas que hoy espero no volver a tratar. Aquello fue una caída en picada porque pensé estar contribuyendo a algo y mas tarde descubrí que fui echado de un club social en el que si no compartes sus prácticas de violencia no eres parte de la casta. Es decir, atacan exactamente a lo mismo que poseen: Intolerancia, Discriminación y mucha violencia con tintes de terrorismo psicológico. Hoy me alegro de haber sido sacado de la jugada porque puedo con toda libertad expresar lo que realmente siento y ver las cosas desde otra perspectiva.

Yo no necesito llamar "EMO Bipolar" a nadie ni pasarme la vida amenazando a la gente porque si me equivoco existe la libertad, y yo la concedo tal cual la pido, de debatir temas y criterios con el único fin de hallar la verdad? Dinero?, es me lo gano con mi oficio de Ilustrador/Diseñador, editando fotos, creando imagen corporativa, haciendo videos y todo eso que ocupa mi tiempo efectivo. Escribir en un blog, grabar para uun podcast y tocar mi guitarra lo hago porque quiero y porque me gusta ser libre en ese talante. No quiero insinuar que así deberíamos ser todos pero de necesitar un estímulo a ambicionar existe un abismo de diferencia.

Todo el rollo en virtud al asunto de Tonatiuh (disidente de NotiBote según entendí) y el recibimiento de X-Rob. Ambos con sus razones para opinar pero creo que la libertad ofrecida en este espacio es precisamente la pluralidad (concepto bastante mal entendido actualmente) y si bien habrá quienes se sientan tristes por haber sido difamados o acusados injustamente, habrá quienes piensen que son lloriqueos de niño. El asunto es la tolerancia, punto buscado afanosamente por este blog y por la Grilla sin partido. Ahora queda claro por qué separé ese blog de la RCP. Aparte también dejé de creer en la lucha y dejé de creer que ese equipo realmente tenía razón.

Pepmac pasó exactamente por lo mismo y llegó a sentirse tan deprimido que quería mandar todo al carajo. Para qué? por qué?, sus propias palabras cuando yo estuve triste fueron las que le devolví en ese momento, nel carnal aguanta la vara, no por unos cuantos tú te vas a aguitar y ahora se las transcribo a Tonatiuh. La lucha por un ideal no se resume en un grupo determinado y no se inclina parcialmente hacia un lado, se conoce el todo y se toma lo mas razonable o de otro modo deja de existir una razón misma para una lucha. Es por eso que el dinero o el bien material deja de ser necesario en estas cosas.

La idea es que este espacio sea lo que tiene determinado ser, un espacio de referencia de AMLO y no un Stage de peleas callejeras.

Bienvenidos Tonatiuh y X-Rob

Messy Blues

1 comentario:

Blas Torillo dijo...

Abrí mi primer blog en la calentura de período post-electoral de 2006. Como muchos, estaba realmente enojado y veía una posibilidad, difícil desde entonces, de hacer algo... entre otras cosas participar con otros en debates racionales y entre adultos que al menos buscan lo que quieren del país, para ellos y los demás...

Pero supongo que se acuerdan de los foros, el de Julio Hernández y el de Enrique Galván, entre otros y algunos blogs, entre los que destacaba SDP, del que tomé la idea.

No compartía todo lo que ahí se decía, ni estaba de acuerdo con todas las propuestas y tácticas políticas, pero estaban haciendo algo y yo no.

Abrí pues Camin-ando, pero no era específico sobre el problema, así que después de dos entradas ahí, abrí politic-ando... y luego los demás.

Encontré una manera de decir lo que se me antoja decir, que es la bendición del bloguero, cuando y como quiero... si alguien quiere me lee, si está de acuerdo me lo dice o no, y si no está de acuerdo, igual.

Excepto los que llegan con la espada desenvainada y el insulto a flor de labios, he dejado que todo el mundo comente lo que quiere.

No sé si me leen muchos, pero hay algunos constantes y para ellos escribo.

Pero la otra parte de las cosas grandes de los blogs, es encontrar cosas que habríamos querido decir, mejor dichas por otros y entonces aprendemos.

He visto aquí, en la red y específicamente en la blogósfera, lo mismo que podemos encontrar en la vida diaria: encuentros y desencuentros, aciertos y errores, relaciones que comienzan y otras que terminan.

No podría ser de otro modo. Los que escribimos, leemos y comentamos somos de carne y hueso.

Lo que sí veo es que los que insultan son pocos, los que denuestan son menos, los que descalifican igual y los que no saben aceptar al otro, poco a poco se van identificando, y se van quedando solos.

Al menos eso creo.

Pepmac y los demás que escriben aquí, son como cualquiera, pero nos une una convicción:

Este país merece un mejor futuro sí, pero hay que construirlo desde ahora, desde cada lugar y espacio, todos, en conjunto, aprendiendo a discutir, pero también a aceptar que no tenemos siempre la razón, para que eso llegue a suceder. Un mejor país, requiere mejores personas. No se puede al revés.

Hay que seguir aprendiendo a hacerlo.