viernes, 15 de agosto de 2008

Andrés Manuel López Obrador en Salvatierra

Además:
  • Las estupideces de Acción NAZIonal
Antes de comenzar quisiera agradecer abierta y sinceramente a los amigos que me ofrecieron sus condolencias y apoyo así como aquellos que apenas se van enterando y me hacen llegar sus finos mensajes. Gracias.

Procediendo a la crónica de lo sucedido ayer Agosto 14 pues imagino yo que muchos esperaban verme poner fotos y "esloganear" mi blog y hasta cambiarle el color a "Amarillo PRD" pero en realidad mi postura amloista va un poco mas allá de la simple postura militante. Bueno, en realidad no es que vaya mas allá, me la jalé, mas bien al centro en el análisis y no tanto en el guerrillerismo y a Andrés Manuel le admiro como líder ideológico y no tanto como lo ve la gente que crea fieros blogs plenos de insultos y madres sin ser objetivos (claro ejemplo es el cretino de Víctor Hernández y sus huestes de porros con su "Sendero del Peje"). Mi admiración es hacia el hombre que decidió confrontar al fraude electoral contra un partido que, antaño liderado por Manuel Clouthier, también creó un "Gobierno Legítimo" cuando Carlos Salinas de Gortari perpetró su propio fraude tricolor (como igual hicieron José López Portillo, Luis Echeverría, etc, etc.) y a la sazón se convirtió, Clouthier, en el inspirador de Vicente Fox quien en su momento fue el derechista mas de izquierda y el izquierdista mas de derecha vendiéndonos una idea que todos compramos en el 2000 y de la que hoy pagamos precio.

Es cierto. Andrés Manuel no es legalmente (ojo, dije legalmente) el Presidente Constitucional pero sí fue el triunfador de los comicios y demasiadas pruebas de ello se han dado, publicado y arrojado y si bien Felipe Calderón sostiene cínicamente que Acción NAZIonal tenía el derecho de exhibir a su contrincante como "Peligro para México", luego entonces Andrés Manuel tiene el derecho, igual de legítimo, de considerarse a sí mismo como el triunfador de las elecciones. Quiero inclinarme a pensar que lo de Presidente Legítimo es un simbolismo pero leyendo la constitución hasta el momento me doy cuenta que no ha cometido nada fuera de la ley.

La cosa es que ayer Andrés Manuel visitó Salvatierra, Gto., una ciudad se supone panista sometida al régimen de abusos de los, insisto, muy ineptos funcionarios públicos que han atropellado al pueblo de Salvatierra con festejos destinados a las clases media y alta (con el único problema de que aquí esas dos clases ya no existen precisamente porque Fox las hizo desaparecer) y dio su discurso sobre la situación de los hidrocarburos, la propuesta energética de FeCal y uno que otro bonus que sirvió de sonrisas a los demasiados que atendieron al mismo en la Explanada del Carmen (Agustín de Carranza y Salcedo). Un buen número de gente considerando lo que yo mismo esperaba encontrar y un Andrés Manuel rodeado de buena y mala gente (como el pendejo guarura que amenazó con bajarme del foro a madrazos y también maltrató a Agustín Piñón) y rodeado por un lado de un fanatismo minoritario en tanto atendido por un pueblo rural que se añadió a la causa.

Yo había sido invitado por el comité municipal del PRD para tocar la guitarra y dirigir algunas palabras pero decliné la primera debido al duelo que hoy sostengo por lo del fallecimiento de mi hermana. Lo segundo lo había aceptado pero en vista de la actitud del imbécil que les menciono preferí mandarlos al carajo y no hablar. Como sea era el discurso de Andrés Manuel López Obrador y no el mío y todos estuvimos más cómodos así.

Pero fui por una razón fundamental, de pronto me he colgado cierto fetiche de figura de izquierda aquí en el pueblo, los panistas así me tachan ylos verdaderos izquierdistas así me consideran. Existe ese respeto y siendo AMLO una figura (al margen de si es o no el Presidente Legítimo) pues sentí como una especie de deber cívico asistir. Obviamente no me faltó un poco de protagonismo aunque menos nocivo que los senderopejistas pero estuve ahí al frente. Probablemente no aparezca en las fotos (o probablemente sí) pero me di cierto gusto de estar en primera plana (ya se, ya se, eso es vanidad, lo lamento pero soy humano -además de músico-).

Andrés Manuel López Obrador vino y dejó su discurso, en partes muy bueno en otras no tanto y esto es una reflexión de que si voy y participo no estoy cegado a creer a pie juntillas TODO lo que un líder diga (ni siquiera creo que Lennon haya tenido TODA la razón con su pacifismo como tampoco considero que Jimi Hendrix haya sido tan absolutamente el mejor a pesar de ser mi héroe). La cosa es que AMLO reunió a la izquierda local y me sorprendí de ver que al menos eran 500 gentes en esa plaza. Curiosamente muchas mas de las que imaginabamos en virtud de cómo están ahora las cosas con la propaganda maniqueísta del PAN.

Las estupideces de Acción NAZIonal

A este punto surge una apreciación, ya no crítica, hacia la muy divertida comedia del pan local que, en su afán de opacar el mítin, puso un escenario con una banda en el jardín principal olvidando los derechos de los que manejan vehículos y olvidando a la gente que no le gusta la música de banda. Esta pendejada, que no puedo llamarle de otra forma mas que como pendejada, ni fue astuta ni fue digna. No fue astuta porque lejos de desmotivar a la gente a asistir al discurso despertaron mas curiosidad y no fue digna porque le dieron a AMLO mucha más importancia de la que todos creíamos que le otorgaban así que buena jugada no fue para nada este concierto de música de banda que, por cierto, tuvo menos gente que el discurso de AMLO.

Esta, espero, no debe ser propiamente idea de Raúl Cardiel sino mas bien de quienes lo asesoran (que en Wikipedia escriben "Acentado en el valle de Huatzindeo" en lugar de "Asentado en el valle de Huatzindeo....") y me parece la reacción mas pueril y estúpida que le haya visto a los "Marqueses que nos gobiernan". Lejos de demeritar a AMLO ayer lo hicieron crecer mucho en Salvatierra.

No comulgo con todas las ideas de AMLO y desde luego no comulgo tampoco con los porros que dicen apoyarlo (ya dije quienes) pero sigue siendo un personaje admirado por mí, con defectos y virtudes pero en opinión humilde y personal bastante mas derecho que muchos políticos que conozcco en persona.

Messy Blues

1 comentario:

Blas Torillo dijo...

Messy. Un abrazo. Nos "conocemos" poco, pero por nuestras letras, sé que pensamos muy parecido (aunque Hendrix no es mi ídolo pues).

Esta sintonía me hace solidario con el fallecimiento de tu hermana. Adelante amigo. No hay más.

Del post. De acuerdo estoy. Nadie tiene toda la razón, aunque algunos son más ejemplo a seguir que otros. Creo que es el caso de AMLO y aunque no comulgo con las ideas originales del pan (con las actuales, no sólo no comulgo, sino que las repruebo), Maquío también lo era.

La libertad que buscamos es también la de pensar, la de estar o no de acuerdo, y sobre todo la de decirlo y la de crear.

Vamos a, por ella.