lunes, 25 de agosto de 2008

Juan Carlos G. Partida -Opinion-

Agora

JUAN CARLOS G. PARTIDA

La consulta

Los conatos policiales de obstrucción para instalar algunas casillas ayer, sobre todo en Tlajomulco y Guadalajara, son la parte más burda de una estrategia de desprestigio y bloqueo impuesta por el gobierno panista federal y seguida al pie de la letra por sus acólitos jaliscienses. Pero la consulta ciudadana sobre la reforma energética se pudo desarrollar sin contratiempos a final de cuentas y, según las cuentas alegres en el Comité Directivo Estatal perredista, anduvo sobre los 50 mil votantes efectivos; nueve de cada diez dijeron que no querían, pos cómo creen. O con filosofía laguense: uno de cada diez cree que sí urge vender, porque si no, los gringos nos van a meter los ductos por el Golfo.

Algunos jóvenes ansiosos de votar y que no pudieron porque no les entregaron sus credenciales del IFE a tiempo, se comunicaron vía uno de mis cinco lectores para configurar una forma más sutil de evitar presencia en las casillas. César Huerta, “un chavo de 18 años cumplidos”, dijo que hace unas semanas fue al módulo del “Instituto del Fraude Electoral”, hizo sus trámites bien peinado y quedaron de entregársela el 21 de agosto, el viernes pasado.

“Hablé por teléfono y me dicen de una manera despótica que todavía no la tienen, les reclamo y sólo me cuelgan el teléfono”. César dice que un primo que cumplió también 18 años fue antes que él y debieron entregársela el 11 de agosto, pero no la ha recibido tampoco. Y, muchachito encabronado, remata: “Desconfío una vez más de las autoridades electorales que vuelven (a) atentar contra las decisiones que los ciudadanos podríamos tomar en una consulta que hace efectiva la democracia que ellos no pudieron cumplir en el 2006”.

Las preguntas planteadas en la consulta ciudadana fueron precisas, no como la ¿encuesta? del CEO a los estudiantes de la UdeG para a) Correr a Briseño, b) Correr a Briseño y sus boes, c) correr sólo al vicerrector y dejar a Briseño. La de ayer no estuvo para chistes malos por la trascendencia de lo que se planteaba, y como sucedió en las dos etapas regionales previas esta última fase volvió a demostrar como no hay campaña mediática que valga cuando se trata de un robo en descampado, como siempre que se ha “privatizado” las grandes empresas nacionales de antaño.

“1.- Actualmente, la explotación, transporte, distribución, almacenamiento y refinación de los hidrocarburos son actividades exclusivas del gobierno. ¿Está de acuerdo o no está de acuerdo que en esas actividades puedan ahora participar empresas privadas? 2.- En general ¿está de acuerdo o no está de acuerdo con que se aprueben las iniciativas relativas a la reforma energética que se debaten actualmente en el Congreso de la Unión?”.

Así, sencillas, directas. Todos sabemos de lo que se trata, aunque otros nos quieran cambiar espejitos por diamantes. Con eso, al menos 3 millones de mexicanos manifestaron a lo ancho del país su parecer, incluidos los que sí están de acuerdo con FeliPillo y sus intereses comerciales.

Big bang

La violencia ha estado presente en Jalisco desde siempre, pero en los meses más cercanos ha comenzado a manifestar un innegable incremento que parece no estar cerca de parar. Al contrario. Siete asesinados el fin de semana es una cifra escalofriante a la que no deberíamos ver con simple indiferencia como una estadística más. El 2008 se recordará a la larga en Jalisco no por las guerritas por los presupuestos públicos en el gobierno o la UdeG, temas que efectivamente ya van más allá de lo coyuntural pero que no van a lograr superar en el recuerdo el amplio número de ejecutados que se ha dado en lo que va del año, la abominable e increíble crueldad en algunos casos que gloriosamente, para quitarles esa carga de demencia que asusta, Emilio El Encabezado ha llegado a calificar de “espectáculo”.

Los policías coludidos con los hampones también comienzan a aparecer, justamente ajusticiados por sus propios cómplices, o detectados en algunos casos por sus superiores uniformados –sus otros jefes pues– ante la flagrancia y evidencia de sus nexos oscuros, escándalos de todos conocidos al interior de las mismas corporaciones que corren por los pasillos y ante la escalada pública es preciso acotar.

Jalisco se encuentra al filo de la militarización, porque si bien es cierto que se han dado pasos para capturar a algunos de los responsables de estas muertes viles, es también un hecho que eso no ha impedido que la flecha de la violencia siga escalando puestos e imponga nuevas marcas en frecuencia y salvajismo, por lo menos en los años recientes.

Hay que reconocer, mal sería no hacerlo, lo rápido que se ha avanzado en ciertos temas, como el arraigo de trece sujetos relacionados aparentemente con los 7 asesinatos en un despacho de abogados en la colonia Providencia a principios de año, además de un descuartizado y un decapitado. A raíz de ese arraigo hasta ayer se habían incautado siete casas de seguridad, 10 armas de fuego largas y seis automóviles, algunos blindados.

Partidiario

La Calle no es Vida. Es un programa reciente del DIF Jalisco que según eso busca que no haya apoyos directos a las personas como malabaristas, limpiaparabrisas, chicleros, mendigos y un largo etcétera, que ya fue sometido al análisis de la asociación Ombudsman Centro para el Desarrollo y la Participación Social. Se pregunta esta ONG si el estado tiene la capacidad para sustituir el medio de supervivencia de al menos 6 mil personas, les puede restituir todos sus derechos a vivienda, salud y otros supuestos satisfactores consagrados; también se preguntan si la ciudadanía cambiará su cultura de dar apoyo directo para hacerlo mejor a través de asociaciones civiles. Señala Ombudsman que además se debería, antes de extender el programa, aclarar públicamente si se trata de un proyecto humanista, no humanitarista, liberador y no represor, dignificante y no estigmatizante, porque si es así entonces habrá llegado la justicia por fin a las personas que dependen de la calle para sobrevivir…

Y ya con ésta. Ahora resulta que el RIP se quiere someter, a raíz de su 20 Asamblea Nacional, a una cirugía de separación de cuerpos con el PAN y descubre a estas alturas que el gobierno del ¿presidente? FeliPillo es ineficaz en materia económica, fracasado en seguridad pública y con intereses oscuros en su propuesta de reforma energética. Betty La Paredes, Manlio Fabio Beltrones y Emilio Gamboa Patrón (de él) se vieron como un muro según ellos para mostrar que es hora del bisturí. Por eso ahora también, ya localmente, hasta se habla de expulsar a la cincuentena de priístas que como burócrata municipal y estatal también se afiliaron para militar en el PAN y engordarle el caldo a algún precandidato en Guadalajara. Se acerca el 2009 y bueno, es hora de mostrar que el RIP es un partido bueno como opción, crítico público de sus aliados privados que les han soltado migajas para mantenerlos como un satélite de mucho provecho…



Pemex NO se vende, SE DEFIENDE hasta con los dientes.

No hay comentarios.: