jueves, 25 de junio de 2009

Iztapalapa del camino correcto, al camino obligado.‏

Iztapalapa del camino correcto, al camino obligado.

Enrique Valdivia


¿Es antidemocrático el acuerdo en Iztapalapa?

No. Si existe una posición del tribunal, de los medios electrónicos y de varios políticos de destruir la existencia de una disidencia y una clara oposición al régimen no. En los últimos meses AMLO ha convocado a llevar al movimiento por la segunda vía a través de los partidos políticos (la primera es la organización social), donde impera la organización en estos institutos y por consecuencia la toma de posiciones en el congreso del país. A este respecto se trabajó mucho alrededor de las diversas personas que se postularon por los partidos del FAP, cercanos al proyecto alternativo de nación.



La acusación de llamarlo como irreverente, injustificado y loco que vuelve a dañar las instituciones, son en primer lugar una versión mediática de las actitudes que han tomado los dueños del país desde el 2006; en segundo lugar, porque querer desaparecer a la única oposición de alcance nacional y con posibilidades políticas los ha llevado a mostrar su rostro intolerante, característico de la derecha en el mundo. Un grupo en la política y los empresarios gozan de inmunidad mediática, haciendo de la televisión y los medios un aparato “represivo”, entre ellas borrar a Santiago Creel, silenciar información de un expresidente que toca temas sensibles y además sobreexponiendo la supuesta guerra contra el narco (la única forma en que el gobierno usurpador ha ganado legitimidad: a través del miedo).



El movimiento avaló la candidatura del compañero Juanito, siendo la única que nos ha dejado el tribunal y esa mafia en el poder, lo que demuestra la incapacidad de ellos, a reconocer que existe una oposición, otro proyecto y una forma distinta de conducir al país.



¿Por qué AMLO no se separa del PRD?


El que se llame a AMLO como un traidor al PRD por apoyar a otros partidos niega la posibilidad de seguir trabajando por una izquierda unida a través del FAP. El PRD Nacional impidió que apareciera (así como impidió que las coaliciones siguieran cuando apoyó la reforma electoral), los videos de AMLO haciendo campaña por el PRD – DF, siendo este el más fiel al proyecto alternativo de nación. Como bien lo dice AMLO el no se retira del partido porque la gente, las bases del partido, de todos los partidos, es lo valioso de ellos. La camarilla en la cúpula colaboracionista del PRD es ajena al sentir de las bases y la respuesta fue clara cuando les dijeron fuera en Iztapalapa y estos fueron repudiados.



¿Cuál es el eje de acción?


Promover el proyecto alternativo de nación que se consolida en este momento en el PT, y porque no han dejado otro medio en esta disputa delegacional. Además es claro que este movimiento no se identifica con la política colaboracionista de Nueva Izquierda. Debemos defender la posición política de Iztapalapa, como se decidió en las urnas, trabajar por la candidatura que no es de Juanito, ni de Clara ni de AMLO o del PT, es del MOVIMIENTO. La candidatura es un activo del movimiento, como lo son otras candidaturas en todo el país que representan el proyecto y la línea política de la oposición.



En la propaganda política domina la mentira, el ocultamiento y la distorsión desde el 2006, imposibilita que el programa político de AMLO y del movimiento se conozca y discuta, la línea es acabarnos. Se ha negado la posibilidad de dar una apertura en los medios donde se debatan los grandes temas nacionales. Cuando usan la propaganda disfrazada de nota periodística generan un punto de discusión distorsionado que produce controversia no en las ideas, sino, alrededor de los adjetivos descalificativos sobre AMLO. Esto conduce a que cada uno de los puntos conflictivos los medios mienten a la audiencia, encubren la información, la disfrazan y distorsionan. Cuando los principales espacios (en todos los medios de comunicación) salieron a eliminar la decisión de AMLO, es en estas ocasiones cuando se comprueba que existe una línea para desaparecer a la oposición, pero no solo a AMLO, no solo al PRD o al PT, sino a la oposición en las calles en contra de este régimen usurpador. El camino de la resistencia es nuestro camino obligado, si estamos comprometidos en transformar a las instituciones y renovar la vida pública de México, ese debe de ser en todo momento nuestro eje de acción.

druidaenresistencia@gmail.com



El que busca la verdad corre el riesgo de encontrarla.

Manuel Vicent (1936-?) Escritor español.

No hay comentarios.: