sábado, 3 de octubre de 2009

Rechaza López Obrador que los potentados mantengan sometidos a la mayoría de los mexicanos

San Juan Petlapa, Oaxaca
Sábado 03 de octubre de 2009






--------------------------------------------------------------------------------

* El gobierno calderonista quiere mantener calmado al pueblo con mejoralitos, asegura

* La gente no se conforma “con tan poca cosa”, reclama justicia y una respuesta positiva a sus demandas, aclara


Desde una de las regiones con mayores índices de pobreza y marginación, Andrés Manuel López Obrador aseguró que el gobierno usurpador de Felipe Calderón quiere mantener "calmado" al pueblo con "mejoralitos", con la entrega de recursos de los programas Oportunidades, Procampo y Setenta y Más.

Pero la gente no merece ni se conforma con "tan poca cosa", sino que reclama justicia y una respuesta positiva a sus demandas de alimentación, educación, vivienda y empleo, aclaró al expresar su rechazo "a que un puñado de potentados mantenga sometido" a la mayoría de los mexicanos.

En el quinto día de la octava semana de recorrido por municipios de usos y costumbres de la entidad, el presidente legítimo de México condenó el hecho de que mientras una minoría rapaz se ha apoderado del patrimonio nacional, el pueblo raso cada vez esté más pobre y abandonado.

Acompañado por los senadores Gabino Cué y Salomón Jara puso de ejemplo la entrega de empresas a particulares, entre ellas la telefónica, los bancos, las minas, los puertos, los aeropuertos, las líneas aéreas, los ferrocarriles y gran parte de la industria eléctrica, desde tiempos del salinismo.

Durante los últimos 26 años, la economía nacional dejó de crecer, se cancelaron fuentes de trabajo, creció el desempleo y miles de jóvenes carecen de oportunidades de estudio, con el pretexto de que aumentó la oferta, pero lo cierto es que se dejó de invertir en la educación media superior y superior, puntualizó.

Por si fuera poco, continuó, la oligarquía de la política pretende asestar otro golpe a la endeble economía popular, con la propuesta de Calderón Hinojosa de aumentar los impuestos, crear nuevas contribuciones e incrementar los precios de las gasolinas.

De acuerdo al paquete económico que envió a la Cámara de Diputados para su eventual aprobación, la mafia de la política, del poder y del dinero quiere dar otra vuelta a la tuerca para seguir exprimiendo la economía de los profesionistas independientes y de los pequeños y medianos comerciantes y empresarios, sin tocar con el pétalo de una rosa a los grandes empresarios y banqueros, expresó.

En la sierra norte de Oaxaca, López Obrador detalló que la propuesta de aquellos que se creen amos y dueños de México intenta modificar de 28 a 30 por ciento el Impuesto Sobre la Renta; pasar de 2 a 3 por ciento el Impuesto sobre Depósitos en Efectivo, a partir de 15 mil pesos; aplicar 2 por ciento al consumo, que incluye los alimentos y las medicinas, y un 4 por ciento a las telecomunicaciones, en particular los servicios de telefonía, internet y televisión por cable.

Sin embargo, declaró, "lo peor, lo que más va a dañar" será sin duda el aumento de 17 por ciento a los precios de las gasolinas, así como un 15 por ciento al diesel, el gas y la energía eléctrica.

Recordó que cuando aumentan los precios de los combustibles se desata de inmediato una escala de precios, principalmente en los artículos de primera necesidad.

Adicionalmente se incrementa la carestía y, en consecuencia, la tasa de inseguridad
y violencia, advirtió.

A su llegada a San Juan Petlapa, López Obrador fue recibido por el presidente municipal Esteban Vargas, quien le pidió su intervención para ampliar los servicios de energía eléctrica y de suministro de agua potable, así como la construcción de dos escuelas, de música y una preparatoria.

Este municipio, al igual que todos los que ha visitado el presidente legítimo durante el recorrido de esta semana, está comunicado por caminos de terracería y sus habitantes no han recibido respuesta alguna a su añeja petición de pavimentación.

En su respuesta, López Obrador subrayó que ya es tiempo de un cambio en el estado, para erradicar más de 80 años de gobiernos priistas que solo han heredado más pobreza y marginación a los oaxaqueños.

Luego convocó al PRD, PT y Convergencia, así como a organizaciones civiles, ciudadanas y sindicales, a formar un Frente Amplio Progresista para contender de manera conjunta en los comicios locales del próximo 4 de julio y, con ello, poder derrotar al candidato que seguramente impondrá "ese gobernador corrupto y ladrón" de Ulises Ruiz.

Dio por descontado que el PRI sea quien vaya a nominar al candidato de Ruiz Ortiz, sino que el propio mandatario estatal escogerá al hombre que le cubra las espaldas, que le garantice impunidad, y con toda seguridad nominará a un cómplice.

El primer domingo de julio de 2010, el pueblo de Oaxaca tiene la oportunidad de elegir a un gobernador de buenos sentimientos, honrado, trabajador, que se comprometa con la pavimentación de todos los caminos que comunican a los municipios de usos y costumbre.

La asamblea informativa que se desarrolló en San Juan Petalapa estuvo amenizada por la banda musical "Nuestras Raíces Culturales", integrada por jóvenes que cursan sus estudios de secundaria y bachillerato.

Posteriormente, López Obrador se trasladó a Santiago Camotlán. Aquí continuó con el tema de la renovación de la gubernatura estatal.

Hizo énfasis que si los oaxaqueños votan a favor del candidato que postule el Frente Amplio Progresista, la primera tarea que desarrollará una vez que ocupe el cargo será establecer subsidios a los productores de café y tejedores de palma.

Además, el gobernador que emerja de las fuerzas progresistas aplicará un conjunto de programas sociales, como otorgar becar a los jóvenes que cursan estudios de preparatoria y se apoyará a las madres solteras, añadió.

En San Juan Yatzona, el presidente legítimo informó que el próximo 12 de octubre se llevará a cabo una asamblea del Movimiento en Defensa de la Economía Popular frente a la sede de la Cámara de Diputados.

En esa fecha, los legisladores del FAP presentarán dos iniciativas para eliminar los privilegios fiscales y para aplicar un plan de austeridad republicana en los poderes
Ejecutivo, Legislativo y Judicial.

Destacó la necesidad de reducir los salarios de la alta burocracia, por considerar que es injusto e inmoral que un ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación tenga un sueldo de aproximadamente 600 mil pesos mensuales o que los ex presidentes de México reciban una pensión equivalente a cinco millones de pesos mensuales.

Aclaró que ningún municipio de usos y costumbres de Oaxaca tiene asignado un presupuesto de cinco millones de pesos, porque la cifra oscila entre los 600 mil y dos millones de pesos para cada uno de las 418 localidades.

De acuerdo al programa de trabajo, López Obrador visitará mañana los municipios de Yalalag, San Mateo Cajonos y San Pablo Yaganiza


El que busca la verdad corre el riesgo de encontrarla.

Manuel Vicent (1936-?) Escritor español.

No hay comentarios.: