jueves, 30 de septiembre de 2010

Evaden partidos políticos invertir en su capacitación: Estancada, la formación política de las mujeres




Publicado por: TONATIUH MALDONADO.


Anayeli García Martínez (CIMAC)

Aunque el Instituto Federal Electoral (IFE) debería vigilar que los partidos políticos destinen anualmente el dos por cierto de su financiamiento para la capacitación, promoción y desarrollo del liderazgo político de las mujeres, en la realidad no es así porque aún faltan mecanismos que obliguen a los partidos a cumplir con dicha ley.


Así lo revelaron especialistas en fiscalización y política al debatir el uso partidario que se le da al dos por ciento dirigido a la participación política de las mujeres, una mesa de trabajo que formó parte del segundo coloquio “La democracia mexicana en clave de género: Prácticas para la igualdad desde los partidos políticos”, que ayer se realizó en la Ciudad de México.

El Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales señala en su artículo 78, que cada partido político deberá destinar anualmente, el dos por cierto del financiamiento público ordinario para la capacitación, promoción y el desarrollo del liderazgo político de las mujeres.

Sin embargo, en el ejercicio fiscal 2008 se comprobó que no se cumple con esta norma pues el Consejo General del IFE aprobó más de 54 millones 632 mil pesos para dicho fin, mismos que no se ejercieron, o bien, se gastaron en material promocional, eventos, fumigación, seguridad y servicios de lavandería que nada tenían que ver con la capacitación de las mujeres.

Ante estos resultados, el contador público y director general de la Unidad de Fiscalización del IFE, Alfredo Cristalinas Kaulitz, dijo que resulta difícil plantear mecanismos para que las agrupaciones políticas ejerzan el dos por ciento en capacitación femenina; mencionó que ello se debe a que las reglas de fiscalización están diseñadas para un análisis cuantitativo y no para evaluar la calidad.

El funcionario consideró que aún falta saber si el gasto de los partidos políticos impacta positivamente, en el liderazgo de las mujeres, y precisó que la fiscalización que el IFE realiza se hace un año después de que se ejercen los recursos, lo cual es un obstáculo más para vigilar el cumplimiento de las obligaciones de los partidos, en materia de promoción y desarrollo del liderazgo femenino.

Una posible solución –afirmó el contador- es que se diseñen variables para medir y mejorar cómo se ejercen los recursos, y no sólo hablar de “origen y aplicación del presupuesto”, para lo cual es necesario contar con un mecanismo de rendición de cuentas que defina acciones, actividades e indicadores en los que se debe invertir, afirmó Cristalinas Kaulitz.

Explicó que una forma de hacer cumplir a los partidos son las sanciones que impone el IFE, la autoridad responsable en la materia: “sí estamos sancionado” afirmó, pero dijo que el tema es si éstas sanciones económicas son suficientes para controlar y promover el cumplimiento de las disposiciones legales, “los partidos tienen que entender, que es mejor cumplir, que no hacerlo”.

A su vez, la especialista en financiamiento y fiscalización de los partidos políticos, Flor de María Zamora Flores, afirmó que el dos por ciento es un recurso con un fin específico que puede servir si se utiliza en lo que debe ser: la capacitación.

No obstante, recordó que los partidos políticos son quienes deciden en qué se gasta y no siempre se garantiza la equidad, ni la formación de cuadros de militancia.

La también ex asesora del Consejo General del IFE, propuso -como mecanismos de exigencia de rendición de cuentas- transparentar ciertos temas, entre estos: quién maneja el dinero de los partidos, quiénes militan en ellos, la totalidad de los recursos con que cuentan estas agrupaciones, y cuánto le toca a cada organismo que integra el partido.

En tanto, la consultora de origen argentino, Delia Ferreira Rubio reafirmó que “el dos por ciento” es un tema instrumental, “es sólo una parte del financiamiento de la política, sólo una condición de la participación de género, no es el factor determinante ni el único a tomar en cuenta”, enfatizó al referirse a la importancia de que las mujeres tengan presencia en los Congresos pero también en los organismos de decisión de los partidos.

De acuerdo con la también ex asesora del Congreso de Buenos Aires, el dos por ciento destinado a fortalecer liderazgos femeninos no sólo es cuestión de tener los recursos, también implica cómo utilizarlos, para ello es importante el papel de los organismos de control electoral, quienes deben entender que la participación de género es parte de la democracia.

De seguir esta tendencia, de que el presupuesto no se ejerza en lo que se debe, no se avanzará en la participación política, como lo demuestran los datos, destacó; en México sólo hay un 23 por ciento de legisladores federales, en los congresos estatales sólo 12 por ciento son mujeres, y en los municipios sólo 4 por ciento son mujeres.



El que busca la verdad corre el riesgo de encontrarla.Manuel Vicent (1936-?) Escritor español.

No hay comentarios.: