lunes, 27 de septiembre de 2010

“La culpa de lo que vemos ahora en Veracruz es del hombre”

Los funcionarios achacan las catástrofes al cambio climático como pretexto para evadir su responsabilidad en cuanto a protección civil, prevención y reordenamiento de asentamientos urbanos, acusa el experto.
2010-09-26 | Milenio semanal



El desbordamiento del río Jamapa, en Medellín, Veracruz, el 18 de septiembre pasado, obligó a los pobladores a refugiarse en alb

El desbordamiento del río Jamapa, en Medellín, Veracruz, el 18 de septiembre pasado, obligó a los pobladores a refugiarse en alb

El investigador de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Víctor O. Magaña Rueda, afirma que más allá del calentamiento global, los desastres climáticos cristalizan en la intervención del hombre, que se ha asentado en cauces de ríos y zonas de alto riesgo ante la indiferencia de las autoridades de todos los niveles. Galardonado a nivel internacional en temas como la dinámica del clima tropical, variabilidad y cambio climático, el especialista del Centro de Ciencias de la Atmósfera acusa: “Más allá del calentamiento global está la ineptitud, corrupción y falta de aplicación de leyes. La culpa de lo que vemos ahora en Veracruz es del hombre”.

FM: ¿No es el calentamiento global?
VRM: Si yo digo que fue la naturaleza la causante del desastre me quito de encima la responsabilidad por no haber controlado y ordenado el crecimiento de pueblos, comunidades y ciudades. Pero si yo realmente asumo la responsabilidad en el esquema de riesgo, tendríamos que buscar a aquellos que permitieron los asentamientos y la deforestación.

FM: ¿Hay responsables?
VRM: Sí, pero esas responsabilidades son las que nadie quiere tomar. Es más fácil decir que el cambio climático es el que ha producido los desastres.

FM: ¿Hay relación directa, como dice el presidente Felipe Calderón, entre el calentamiento global y el desastre que se ve ahora en Veracruz, y que hemos visto antes en Tabasco y Monterrey o en Angangueo en Michoacán?
VRM: Cuando uno habla de desastre quiere decir que el riesgo se materializó, siempre que uno tiene un cierto nivel de riesgo es porque hay una amenaza ya sea de sismo, huracán o sequía, pero también porque uno tiene vulnerabilidad a estos fenómenos. En el caso de las lluvias recientes y lo que ha pasado en Veracruz, uno se pregunta ¿qué he hecho en mi desarrollo como sociedad? Me he instalado en cauces de ríos o cerca de los cauces, he desforestado la parte alta de la cuenca, he usado poco la cultura de información meteorológica, he manejado mal las presas…


Daños del huracán Karl al amanecer del 21 de septiembre en la comunidad de El Cascajal, Veracruz. Foto: Félix Márquez/ Cuartoscuro


FM: ¿Es cuando viene el desastre?
VRM: Sí, cada una de estas cosas que yo he hecho genera vulnerabilidad. Cuando aparece la amenaza, con toda la vulnerabilidad que construí, el riesgo es alto y me lleva al desastre.

FM: ¿Es el caso de Veracruz?
VRM: Es el caso de Veracruz. Cuando uno ve los mapas de cambio de uso de suelo, vemos que es el estado donde se ha acabado más la vegetación. ¿Por qué nos interesa la vegetación? Cuando llueve fuerte hay plantas y árboles que hacen un efecto de amortiguamiento en la lluvia: una mayor proporción se infiltra y una parte se escurre. Pero cuando se quitan los árboles toda el agua se escurre y el lodo se va a los cauces de los ríos y la capacidad del río de llevar el agua disminuye; así, cuando llega una lluvia fuerte la capacidad de desalojo no es la misma que antes.

FM: ¿Provocado por el ser humano?
VRM: El escurrimiento al desforestar aumenta, y si a eso añadimos que yo me asenté a lo largo del cauce de los ríos está la mesa puesta para un desastre. Fue lo que sucedió en Monterrey: se asentaron en zonas de escurrimiento, pusieron canchas de tenis y ciclopista al margen del Río de Santa Catarina. Ocasionaron un desastre.

FM: ¿No es la naturaleza?
VRM: Cuando llega el huracán nos pasa la factura de todo eso. ¿Es la naturaleza, los huracanes o las lluvias intensas lo que deja el desastre? No, es la vulnerabilidad que nosotros hemos construido al no tener reglamentos o, a pesar de tenerlos, al construir asentamientos irregulares.

FM: ¿Irresponsabilidad?
VRM: Con el sismo de 1985 nos dimos cuenta que gran parte del desastre ocurrió porque los reglamentos de construcción eran laxos en su aplicación. Estaba todo construido con varilla que no era la adecuada. Después se tiene más cuidado en ello y se crea una cultura de protección civil. Eso nos hace menos vulnerables. ¿Qué vemos ahora? Sí, efectivamente el clima ha cambiado volviéndose más intenso, lluvias más intensas, pero no es eso lo que ha llevado al desastre: lo que ha llevado a esto es la forma caótica en que se desarrollan las ciudades.


Imagen satelital del huracán Karl


FM: ¿Pero los desastres se tornan más recurrentes que antes?
VRM: Tendríamos que separar cuánto del desastre es producto de esa amenaza de los fenómenos y cuánto es de incremento de la vulnerabilidad. En los últimos 10 años ha habido un crecimiento arbitrario. Tabasco es ejemplo de ello. ¿Será que realmente ha llovido intensamente? No, sino que el número de asentamientos en las zonas inundadas creció. ¿Será que en Monterrey ahora pasan más huracanes que los que pasaban antes? No, lo que pasó es que han construido mal. Creció enormemente y en los lugares donde el agua tendría que escurrir. No hay planeación urbana que revise dónde habrá tormentas, sismos o riesgo por volcán. Nadie revisa la información meteorológica. Todo esto lo tendríamos que tomar en cuenta para diseñar el modelo de ciudad que queremos tener. La población crece y demanda espacios para habitar; sin revisar los peligros vemos gente habitando barrancas y vemos deslaves por lluvias donde ha habido muertos, aquí mismo en la Ciudad de México, y es cuando uno empieza a cuestionar a las autoridades: ¿Qué tipos de reglas están poniendo a la hora de permitir desarrollos urbanos y asentamientos? Aquí en Chalco, se abrió una grieta enorme en la tierra y allí junto construyeron un fraccionamiento. ¿Quién hizo el estudio de suelo para poder hacer ese desarrollo? Pero nunca obtiene uno la respuesta que se busca, misma que llevaría a responsabilidades.

FM: Entonces, es más fácil echar la culpa al cambio climático…
VRM: Hablar de que el cambio climático está produciendo más desastres me parecería una exageración, porque no se va al problema de fondo, que es la vulnerabilidad que nosotros estamos construyendo.

FM: ¿Pero hay un incremento de huracanes?
VRM: Hay una variabilidad natural. Si uno quiere ser ferviente creyente del cambio climático uno puede decir que el número de huracanes se ha incrementado. Pero la variabilidad natural lo rebasa. Esto de muchos o pocos huracanes ya ha ocurrido en el pasado y porqué no había tantos desastres: porque no había tantos asentamientos irregulares, porque no habíamos construido tanta vulnerabilidad. Eso es lo que ocurre. Todo eso se reduce con políticas públicas eficientes en materia de reordenamiento territorial. ¿Por qué habitaba gente a 50 metros del Río la Antigua en Veracruz? ¿Dónde están los reglamentos que dicen que no se puede habitar en zonas federales? Hay quien se ha instalado directamente sobre la playa. ¿De quién es la responsabilidad? ¿Del cambio climático o de las autoridades que no han funcionado?


El 20 de septiembre el presidente Felipe Calderón recorrió poblados de Veracruz afectados por las lluvias. Foto: Félix Márquez/Cuartoscuro


FM: ¿Fincar responsabilidades?
VRM: Desafortunadamente estamos en el país de no pasa nada, y de aquí a dos semanas ya nadie hablará de Veracruz o de otras desgracias como la de Monterrey, Tabasco, Nayarit o de otros lugares donde han ocurrido desastres, como aquí mismo en el DF. Un funcionario con cierta responsabilidad se lava las manos tranquilamente y deja que pase el tiempo.

FM: ¿Qué recomendaría usted para enfrentar futuros meteoros toda vez que estamos en la época de los huracanes?
VRM: Los huracanes, a diferencia de un sismo, son predecibles. Una vez que se forma la tormenta tropical hacemos proyecciones con cierto nivel de confianza de por dónde van a ir; con base en ello se echa a andar el sistema de alerta temprana ante huracanes. Con dos días de anticipación se toman acciones para sacar a la gente de las zonas en que pueda estar en alto riesgo.

FM: ¿Otras medidas?
VRM: Urge generar más cultura de la protección civil en los ciudadanos. Saber qué hacer ante sequías, huracanes, sismos y con todo aquello que sea una amenaza. Necesitamos que se cumplan las leyes en materia de asentamientos. Mientras no avancemos en esa dirección con un clima cambiante, nuestra vulnerabilidad aumentará. Cada vez nos acercamos más a los niveles que al rebasarlos terminan en desastre y eso nos hace parecer que cada vez hay más desastres. ¿Y la responsabilidad humana?

FM: ¿Resultado de qué?
VRM: De la ineptitud, corrupción, falta de aplicación de leyes, falta de cultura… la vulnerabilidad no es un sólo factor.

FM: ¿El presidente Felipe Calderón dio un paso en falso?
VRM: Él tendría que reconocer que los desastres que vivimos, aparte de que el clima está cambiando, son en gran medida resultado de la vulnerabilidad que se construye.


Víctor O. Magaña, investigador de la UNAM. Foto: Manuel Posada

El que busca la verdad corre el riesgo de encontrarla.Manuel Vicent (1936-?) Escritor español.

No hay comentarios.: