miércoles, 29 de septiembre de 2010

Transporte público, mejor solución para tráfico en el Distrito Federal



Publicado por: TONATIUH MALDONADO.


La Ciudad de México, una urbe de 19 millones de habitantes, en la que circulan entre siete y ocho millones de vehículos diariamente, intenta contrarrestar sus problemas de congestión vial con incentivos al transporte público.


De acuerdo al secretario de Transporte y Vialidad de la Ciudad de México, Armando Quintero, el desarrollo del transporte público ha sido la mejor opción para reducir los embotellamientos ante la imposibilidad de hacer más amplias las arterias viales.

"La opción más viable para reducir el tránsito vehicular es que la gente use más el transporte público y que el vehículo particular sea auxiliar o complementario, o sea sólo para los fines de semana", dijo el funcionario en una entrevista ofrecida.

En la capital mexicana, una de las tres ciudades del mundo con mayor número de vehículos circulando por sus calles y avenidas, actualmente un recorrido de 10 kilómetros se puede hacer en 30 minutos sin mucho tráfico, pero puede ampliarse a más de una hora en las horas pico, por la mañana y la tarde.

Según Quintero, en México existe poca cultura para el uso del transporte público, un concepto con el que trata de terminar el gobierno capitalino que también busca acabar con la predilección de lo capitalinos por el automóvil como una forma de "estatus".

"El transporte público es sinónimo de que es para pobres; las clases medias y altas, no se conciben usando el transporte público: se les hace denigrante, les hace descender de categoría social", apuntó.

Por eso, dijo el funcionario, "tiene que haber un buen transporte público" que sea atractivo para su uso por "cómodo, rápido, seguro, digno, como los nuevos transportes que estamos incorporando", añadió.

En los últimos años, el gobierno de la Ciudad de México ha construido dos líneas de Metrobús, que son unos autobuses articulados con capacidad para 160 personas, de baja emisión de gases contaminantes y que atraviesan la ciudad de norte a sur y de este a oeste.

También reemplazó 900 minibuses de baja capacidad de transporte por 450 autobuses modernos con mayor capacidad.

Y actualmente construye una tercera línea de Metrobús que irá paralela a la ruta de norte a sur, así como una línea subterránea de transporte colectivo Metro, que se sumará a las 11 que actualmente existen en la capital mexicana.

Quintero también considera que los dos programas para alentar el uso de las bicicletas como medio de transporte son otra de las alternativas que ofrece el gobierno de la capital mexicana para reducir los embotellamientos.

Uno de los programas para incentivar el uso de bicicletas es el préstamo gratuito de este transporte limpio, y el otro es un programa entre el gobierno y la iniciativa privada a través del que se rentan las bicicletas por una anualidad de 300 pesos (unos 25 dólares).

"Estas son opciones de movilidad para reducir los tiempos en los trayectos, no como una opción de recreación, diversión o deporte, sino también como una verdadera opción de movilidad", finalizó Quintero.




El que busca la verdad corre el riesgo de encontrarla.Manuel Vicent (1936-?) Escritor español.

No hay comentarios.: