martes, 5 de octubre de 2010

Álvaro Colom califica como delito de lesa humanidad en experimentos de médicos estadounidenses a la población guatemalteca.



Publicado por: TONATIUH MALDONADO.

Atención hijos de la televisión, para los que todavía son inocentes y confían en los misioneros que traen campañas de vacunación gringas.
CERIGUA

El presidente Álvaro Colom, calificó como “delito de lesa humanidad” los experimentos realizados por médicos estadounidenses a mil 500 guatemaltecos, entre trabajadoras sexuales, presos, soldados y pacientes de hospitales mentales, que fueron infectados de sífilis, gonorrea y chancros entre 1946 y 1948, durante en el gobierno de Juan José Arévalo.


Estas investigaciones se hicieron con fondos de Estados Unidos y a través de varios ministerios del gobierno guatemalteco de ese período; las experimentos se referían a medicinas de enfermedades de transmisión sexual dijo Colom a medios locales

El Mandatario agregó que el gobierno guatemalteco se reserva el derecho de la denuncia oportuna, sin embargo afirmó que ve buenas intenciones por parte de Estados Unidos, con el cual ya se ha acordado integrar una comisión binacional para la investigación, a fin de deducir responsabilidades.

Según la información, Colom recibió la tarde del pasado jueves una llamada del Presidente Barack Obama, quien le expresó su profundo pesar respecto al estudio realizado por el Servicio de Salud Pública de los Estados Unidos en la década de 1940.

Por la mañana de ese mismo día Colom reveló que la secretaria de Estado, Hillary Clinton, le había informado sobre los documentos; según la explicación de Clinton, se usaron métodos para generar enfermedades de transmisión sexual entre la población guatemalteca.

Algunos representantes del gobierno y sectores de la sociedad compararon los experimentos realizados por Estados Unidos con las políticas genocidas de la Alemania nazi.

La diputada Zury Ríos, integrante de la Comisión de Salud del Congreso, dijo que pedir perdón es importante porque hubo 64 años de silencio, pero agregó que no puede haber disculpa sin restitución, por lo cual el Ejecutivo debería exigir a Estados Unidos una compensación de al menos 50 millones de dólares por año.

Alfonso Bauer Paiz, ex ministro de Trabajo y de Economía en el gobierno de Jacobo Arbenz, posterior al de Juan José Arévalo, período durante el cual cuando se realizaron los experimentos, mostró su incredulidad a la supuesta anuencia de Arévalo a que se llevaran a cabo.

El hallazgo de las pruebas hechas a guatemaltecos salió a luz cuando la profesora Susan Reverby, del Wellesley Collage, descubrió unos documentos archivados por el médico John Cutler, del Laboratorio de Investigaciones Sobre Enfermedades Venéreas del Servicio de Salud Pública, quien condujo el estudio engañando a personas vulnerables y sin su consentimiento, según las publicaciones.



El que busca la verdad corre el riesgo de encontrarla.Manuel Vicent (1936-?) Escritor español.

No hay comentarios.: