lunes, 24 de junio de 2013

A 29 años de la masacre “Alfa Carbón 1”, la “Operación Albania del Sur”

LUNES, 24 DE JUNIO DE 2013 POSTED BY: TONATIUH MALDONADO. Ernesto Carmona TVN y grandes medios colaboraron con CNI y Dinacos encubrir crímenes de lesa humanidad. La Operación Alfa Carbón 1 mostró el apogeo de la colaboración de Televisión Nacional (TVN), El Mercurio y otros grandes medios con la Central Nacional de Información (CNI) y la Dirección Nacional de Comunicación Social (Dinacos) en montajes informativos de falsos “enfrentamientos” destinados a encubrir ejecuciones. Construidos para engañar a la opinión pública y esparcir miedo entre los ciudadanos opositores, los montajes informativos mostraron el alto grado de envilecimiento mediático promovido en 17 años de dictadura militar-civil. El truco de propaganda negra parecía pueril pero acentuaba el terror ante la CNI en una población desinformada. Se describían como “enfrentamientos” frías ejecuciones de opositores, premeditadas y perpetradas incluso de sorpresa por la espalda, y estas noticias falsas aparecían inmediatamente en los medios controlados por la dictadura, que en la práctica eran casi todos, excepto las publicaciones de oposición que surgieron en la década de 1980. El entusiasmo incluso conducía a los libretistas Dinacos-CNI a “hospitalizar” a uno que otro esbirro “herido” para mayor credibilidad del show mediático a expensas de seres humanos realmente asesinados. Pinochet personalmente preparó el ánimo de los corresponsales extranjeros ante los inminentes crímenes de Alfa Carbón 1, ya completamente planificados, cuando les dijo, el 16 de agosto de 1984: "Hemos encontrado extremistas. Estamos encontrando y tenemos huellas. Ahora muchas veces hay que dejarlos que engorden para poder tomarlos a todos. Hay bastante gente detectada..." Una semana después, el 23 de agosto, comenzaron en Concepción dos jornadas de asesinatos, culminación de meses de seguimiento y vigilancia CNI a miembros del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) de Concepción, Los Ángeles y Valdivia, y militantes del Partido Comunista (PC) en Santiago. Un relato de Patricia Zalaquett, compañera de Nelson Adrián Herrera Riveros (31 años), una de las tres víctimas de Concepción, concluyó que el control y seguimiento a los siete ejecutados y a casi dos decenas de detenidos de Alfa Carbón 1 “…demuestran que existía un plan elaborado con mucha anterioridad destinado a aniquilar a un grupo de revolucionarios en la zona sur del país”. "El seguimiento de que fuimos objeto queda comprobado en los múltiples interrogatorios que los agentes de la CNI practicaron a los detenidos durante los cuales se jactaban del nivel de control que tenían respecto de cada uno de nosotros y de las actividades que a diario realizábamos", indicó Zalaquett. La revista Hoy Nº 372, del 3 al 9 de septiembre de 1984, describió así la puesta en escena anunciada por Pinochet: "...La espera concluyó el jueves 23 de agosto con la intervención de los servicios de seguridad en operativos casi simultáneos en Santiago, Concepción, Los Angeles y Valdivia. La ola de supuestos enfrentamientos que reventó --sólo ese día-- con nueve personas muertas, arrastró también intensos allanamientos y numerosas detenciones que crearon un clima bélico colectivo". Ejecución de Luciano Humberto Aedo Arias Foto: Luciano Aedo Para dar a conocer la ejecución de Luciano Humberto Aedo Arias, de 30 años, el primer asesinato del 23 de agosto en Hualpencillo, Concepción, El Mercurio del día siguiente publicó que "…de acuerdo a las versiones proporcionadas por efectivos de seguridad en el sitio del suceso (…) por el lugar transitaba un vehículo con personal de la CNI, que conminó a detenerse a una persona en actitud sospechosa”. El interpelado “respondió con disparos hiriendo a uno de los funcionarios a la altura de la ingle". Entonces, "esta actitud obligó al personal de seguridad a hacer uso de sus armas de fuego, impactando a Aedo Arias, quien falleció en el acto. Al ser revisado se le halló una carpeta que portaba la dirección de una vivienda, ubicada en el pasaje 12 de Calle Nápoles 3346". El Mercurio no explica cómo su reportero llegó a tiempo al “sitio del suceso” para cubrir un hecho casual impredecible. Las Ultimas Noticias del 25, de agosto, del grupo El Mercurio, afirmó que “…efectivos de CNI detectaron a un sujeto sospechoso que se desplazaba por calle Grecia al llegar al Pasaje Nápoles en el sector de Hualpencillo. Al percatarse de la presencia de los agentes, el terrorista cuya identidad se investiga extrajo una pistola calibre 9 mm con la que abrió fuego, impactando en el abdomen a uno de los funcionarios de seguridad, el que fue internado con diagnóstico grave en el Hospital de Talcahuano". Lo curioso es que El Mercurio del día anterior entregó la identidad de la víctima, pero al día siguiente este diario de la misma empresa la ignoraba. Periodista-sacerdote cuenta la verdad El periodista-sacerdote Enrique Moreno Laval dio a conocer otra versión en Revista Cauce Nº 21, del 3 al 9 de septiembre de 1984: "En el caso de Hualpencillo, no se trata de un encuentro casual de servicios de seguridad con una persona, que es conminada a detenerse, que ataca con un revólver, y que al repeler el ataque, seguridad lo mata. Es más bien un operativo que se inicia temprano en la mañana, relativamente temprano, digamos a las 11 de la mañana, se tiende un cerco en el sector, por lo menos participan diez vehículos, mucho personal de civil. De repente, aparece este señor por la calle, y se le dispara por la espalda. Es rematado en el suelo. Es golpeado incluso en el suelo. Es trasladado de lugar, desde una acera hasta el centro de la calle. Se lanzan panfletos encima, se le sacan fotografías. Además de esto, un equipo de televisión graba esto, está allí ‘casualmente’ [Esteban Montero, TVN]. “Después ese material se presentó a través de televisión. Y no se le permite el ingreso a los demás periodistas que llegaron alertados por un llamado que personalmente yo recibí y comuniqué a los demás colegas". (Enrique Moreno Laval, sacerdote y periodista, que en 1984 era Vicario Episcopal de la Pastoral Obrera del Arzobispado de Concepción, jefe de prensa del Departamento de Comunicación del mismo Arzobispado y Vicepresidente del Consejo Regional Concepción del Colegio de Periodistas. Hoy reside en Roma). Ejecución de Mario Lagos Rodríguez y Nelson Herrera Riveros Foto: Mario Lagos El Mercurio del 24 de agosto reportó que "…tres horas más tarde, en Concepción un allanamiento en Pedro de Oña 135, del sector Lorenzo Arenas, desencadenó un nuevo enfrentamiento (…) dos sujetos intentaron escapar de los requerimientos policiales subiendo a un taxibus y llevando a sus pasajeros presumiblemente como rehenes". "Luego de unos minutos, carabineros y funcionarios de la CNI interceptaron la máquina del recorrido Concepción-Talcahuano y viceversa. Luego de utilizar elementos disuasivos se produjo un tiroteo en el cual fue abatido uno de los sujetos y el otro, herido, trasladado al Hospital Regional de esta ciudad, donde pereció posteriormente". "El coronel Briones dijo que "no se diga que se trataba de santas palomas. Cuando tengamos los antecedentes claros se dará cuenta del currículum de estos extremistas. Es efectivo que tomaron como rehenes a pasajeros del taxibus y trataron de eludir la persecución de los servicios de inteligencia". Los currículos, con fotos de la cédula de identidad, ya habían sido elaborados por Dinacos-CNI y entregados oportunamente a los medios nacionales y locales (El Sur y Crónica). Los hechos verdaderos Foto: Nelson Herrera El taxibús en que viajaban Mario Lagos (34) y Nelson Herrera (31) fue seguido hasta la Vega Monumental desde que estos dos pasajeros subieron en el terminal de Talcahuano. Según el relato del chofer Pedro Segundo Aguayo Aguayo y numerosos testigos, el tránsito ya estaba cortado y el taxibus fue bloqueado por vehìculos CNI-carabineros. No hubo nada parecido a un secuestro. “…Por altavoces portátiles las personas que estaban armadas pidieron que se bajaran todos los pasajeros que iban en el taxibús rojo, es decir, la máquina que conducía yo”, aseguró el chofer Aguayo, quien después tuvo que pagar sus declaraciones por años con palizas y persecuciones de la CNI. El primero en bajar con los brazos en alto fue Mario Lagos. "…Toda la gente le vio, avanzó unos pasos, se paró frente al taxibús; luego se sintieron ráfagas y cayó al suelo", dijeron testigos en la querella por homicidio de los familiares. Nelson Herrera fue capturado vivo y luego ejecutado: "Bajó (…) también con las manos en alto y al ver lo ocurrido con su compañero intenta escapar y corre hacia el lado donde estaban los CNI; se sintieron disparos después..." Luego de ver los cuerpos en el Instituto Médico Legal, el sacerdote-periodista Enrique Moreno Laval afirmó: "El que muere primero [Lagos] (…) efectivamente tiene un orificio de bala bajo la axila que sólo pudo haber sido hecho cuando él estaba con los brazos en alto". Dijo que Nelson Herrera presentaba "un disparo de tipo cráneo frontal que está hecho con arma apoyada. Además tenía marcas en las muñecas, al parecer producidas por esposas". Pedro Aguayo, el chofer del taxibús, señaló: "No querían bajar, pero en ningún momento tomaron a los pasajeros como rehenes. La gente comenzó a bajar rápidamente cuando la policía lanzó bombas lacrimógenas al interior del taxibús. En ningún momento salieron disparando. Por el contrario, querían entregarse". La querella de Yolanda Rodríguez por el homicidio de su hijo señala que -según todos los testigos- Mario Lagos Rodríguez y su amigo Nelson Herrera bajaron del taxibús con los brazos en alto, “pero igualmente fueron blanco de los disparos de los agentes. Todos estos antecedentes demuestran que existió un hecho atípico y antijurídico, cual es el homicidio de mi hijo Mario Octavio, que según certificado médico de defunción presentaba heridas a balas en el tórax y que fue la causa directa de su muerte". El abogado Carlos Cabrera Sepúlveda, del Comité de Defensa de los Derechos del Pueblo (Codepu) de Concepción, en un escrito en representación de Lutgardo Hermes Herrera Olate, padre de Herrera Riveros, dijo que "... Nelson Adrián intentó huir del lugar, siendo apresado vivo por sus homicidas, siendo objeto de una herida de bala cráneo cerebral, disparada a "boca de jarro" en la región naso frontal media... Y todavía más, el informe médico legal señala que Nelson Adrián presentaba equimosis circular en las muñecas, lo que sugiere que el asesinado tenía atadas las manos antes de su muerte..." Foto: Patricia Zalaquett Patricia Zalaquett Daher, esposa de Nelson Herrera, fue detenida el 23 de agosto a las 16:30, la misma hora en que su compañero era asesinado en el centro de la ciudad. En junio 2013 Patricia recordó que el periodista Esteban Montero, de TVN, hizo la “cobertura” de su detención y allanamiento de su vivienda, Pudeto Nº 2755, Concepción: "Montero estuvo en mi casa cuando me detenían y allanaban y en un momento me meten al baño, y escucho claramente su voz reporteando mi detención y hablando del hallazgo de explosivos y armas que puso la misma CNI". Los Ángeles: ejecución de Mario Ernesto Mujica Barrios Un comunicado oficial distribuido por Dinacos informó: “…en la ciudad de Los Ángeles, se produjo un enfrentamiento cuando el personal de seguridad procedía a allanar el inmueble ubicado en la calle Bombero Vicheister No 841. En ese lugar fue muerto un extremista que disparó contra los agentes cuando intentaban su detención". Foto: Mario Mujica Testigos presenciales declararon que Mario Mujica (32) fue detenido en la calle y trasladado en jeep a su casa, donde fue ejecutado. Los vecinos dijeron que antes de este operativo, alrededor de las 18.00 hrs., personal de seguridad sacó a todos los habitantes del sector hacia las canchas de fútbol. Desde allí escucharon los disparos. Cuando el propietario del inmueble ingresó a su casa, después del crimen, encontró sangre en el dormitorio, pero en el momento en que los familiares ingresaron al domicilio para recoger los efectos personales de Mario Mujica, encontraron todo limpio y lavado. La puerta de la casa mostraba impactos de bala y una ventana del dormitorio presentaba los vidrios quebrados. La última persona que vio a Mario Mujica con vida fue su esposa María Cristina Chacaltana, quien abandonó su hogar a las 15.00 hrs. Fue detenida por la CNI en la vía pública a las 17.00 hrs. El que busca la verdad corre el riesgo de encontrarla. Manuel Vicent (1936-?) Escritor español.

No hay comentarios.: