lunes, 24 de junio de 2013

Sube 20% comercio informal en Ciudad de México

LUNES, 24 DE JUNIO DE 2013 POSTED BY: TONATIUH MALDONADO. XINHUA El comercio informal en la Ciudad de México aumentó 20 por ciento en lo que va del año debido a la falta de oportunidades de empleo, informó la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo en Pequeño (Canacope). El presidente de la Canacope, Gerardo López, dijo que este incremento también es resultado de prácticas electoreras y populistas, cierre de negocios, muchos requisitos para abrir un negocio y pago de impuestos, lo cual es un problema grave y complejo que afecta a toda América Latina. "Se requieren mejores políticas públicas. No se resuelve con medidas represivas, tampoco con más locales comerciales, se tiene que resolver de manera transversal porque pasan por diversas disciplinas y áreas", indicó. Es necesario incorporar al que trabaja en la calle, pasarlo a la formalidad en un marco jurídico y que pague impuestos, subrayó. Para atender esta fuga tiene que generarse un número de empleos muy importante, de manera que sea atractivo dejar el núcleo informal, explicó el líder comercial. Gerardo López reiteró la necesidad de implantar buenas políticas públicas y de exigir políticos que tengan la "estatura" para resolver el problema de la informalidad. "La cámara los reconoce como gente noble y trabajadora, que ante la falta de empleo no se queda cruzada de brazos y busca el sustento de sus familias en condiciones poco dignas como lluvia, a pleno rayo de sol y exponiéndose a robos", señaló. Los comerciantes informales son presa fácil de la delincuencia organizada porque ve en ellos un sistema de distribución y venta para productos "piratas" (apócrifos), de contrabando, de dudosa procedencia y de defectuosa calidad, explicó. En la Ciudad de México los vendedores ambulantes comenzaron la invasión masiva de vías públicas en la década de los 80 y 90 del siglo pasado. La titular de la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (Prodecon), Diana Bernal Ladrón de Guevara, señaló que la actividad informal deja graves pérdidas al fisco. El Gobierno del Distrito Federal calcula que este sector puede contribuir con unos 277 millones de pesos al año (20,8 millones de dólares) al año. Dijo que la economía informal no es sólo el ambulantaje, sino todo el comercio que no está dado de alta en el Registro Federal de Contribuyentes. Según datos del Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores, tres millones forman parte de la Población Económicamente Activa y cerca de dos millones trabajan en el sector informal. Sin sueldo fijo, sin seguro social, ni prestaciones, sólo una de cada cinco recibe una pensión. La diputada integrante de la Comisión de Trabajo y Previsión Social, Esther Angélica Martínez Cárdenas, dijo que el empleo informal tiene un peso importante, ya que el 29 por ciento de las mujeres trabajan en este sector. López Becerra indicó que en los 90 el comercio informal se convirtió en un fenómeno preocupante, ante el cual la autoridad busca tomar medidas. El crecimiento del comercio informal comenzó por una ausencia de autoridad y de políticas públicas para la creación de empleos y el impulso de la productividad local. Añadió que no se planeó la integración de las nuevas generaciones al mercado de trabajo y no se generó la cantidad de empleos necesarios, ante lo cual el comercio ilegal se constituyó como una válvula de escape. En México el ambulantaje representó para los grupos políticos tener un control fuerte en este sector. Para ponerlos en orden se optó por retirarlos de las calles y reubicarlos en plazas comerciales, sin embargo esta medida no fue la solución. A los vendedores los mueve la venta y al no tener el suficiente número de clientes, buscan la masividad, entonces salen de las plazas para regresar a las estaciones del transporte subterráneo (Metro). "Y los administradores de la Ciudad de México no atienden al sector del pequeño comercio, donde existen más de 340.000 negocios, a los que no se les da apoyo como en España y nadie se preocupa por su subsistencia", agregó. El presidente de la Canacope señaló que el comercio informal es un tema complejo, el cual las autoridades de las 16 delegaciones (demarcaciones) de la capital del país pueden ayudar a resolverlo, no obstante los comerciantes representan un poder político y no lo hacen. "Las autoridades de delegación llegan a ella (a la administración de la demarcación política) por el apoyo de los grupos de (vendedores) ambulantes y surge ese compadrazgo", explicó. Gerardo López dijo que en la Ciudad de México existen unos 107.000 vendedores ambulantes, los cuales necesitan cuando menos del permiso verbal con los representantes de las delegaciones. Los comerciantes ambulantes pagan cuotas para instalar su negocio afuera de la estación del metro, algunos de los cuales se calcula pagan unos 385 dólares al mes. Cuando preguntamos quien se los pidió (el dinero) contestan que alguien de la delegación. Entonces sólo queda la acusación, expresó. La comerciante Margarita Hernández, quien tiene un puesto de dulces, refrescos y fruta a las afueras de una escuela, dice que paga 100 pesos (unos 7,60 dólares) cada ochos días a los inspectores de vía pública de la delegación, además de obligarlos a vestir bata y gorra. Las cuotas se extienden a los miles de vendedores en los mercados que se instalan en calles, denominados "tianguis". Los tres más grandes de la capital son el tianguis de San Felipe, en el norte de la Ciudad de México y considerado el más grande de América Latina; el de Santa Martha Acatitla, en el suroriente de la capital; y el mercado de San Juan, en el oriente, que tiene más de 1.000 metros lineales de comerciantes. Todos pagan cuotas que van de tres hasta los 100 pesos semanales (de 25 centavos de dólar a 7,60 dólares) y con ello evitan que policías e inspectores les recojan sus mercancías. El que busca la verdad corre el riesgo de encontrarla. Manuel Vicent (1936-?) Escritor español.

No hay comentarios.: